El ministro Arturo Murillo, durante la conferencia de prensa. (Foto: Ministerio de Gobierno)

Bolivia Digital

El ministro de Gobierno, Arturo Murillo, aseguró que a pesar de que los bolivianos viven momentos críticos por la pandemia del coronavirus y que sus prioridades son la salud y la economía, el expresidente Evo Morales y el presidenciable del Movimiento al Socialismo (MAS), Luis Arce, tratan de convulsionar el país para retornar al poder y volver a fomentar el negocio de la coca en el Chapare.

“Quiero pedirle con todo respeto que usted (Evo Morales) y el señor (Luis) Arce cambien sus prioridades, el país sabe que usted y sus colaboradores, como en esta etapa de sus vidas políticas, tienen dos prioridades, recuperar el poder y defender el negocio de la coca en el Chapare”, señaló en conferencia según una carta que le mandó al exministro de Economía.

Murillo lamentó que a pesar de que a diario se viven momentos críticos que afectan a todos los bolivianos, Morales y Arce trabajen en sus propios intereses.

“Para usted señor Morales y señor Arce, lamentablemente las prioridades no son la salud, la economía de las familias ni los bonos de ayuda que reciben las familias; para ustedes las prioridades son impulsar el negocio de la coca en el Chapare y hacer política defendiéndola con violencia si fuese necesario, sus intereses políticos y partidarios”, dice parte de la misiva.

El titular de Gobierno recordó que luego de huir de Bolivia, Morales lanzó una serie de insultos muy graves contra las Fuerzas Armadas, a pesar de que los uniformados se dedican 100% a hacer cumplir la cuarentena y cuidar la salud de los bolivianos.

También insultó a la Policía Boliviana, cuyos miembros ofrecen sus vidas para cuidar la salud de la gente, a frenar la delincuencia y la droga, especialmente la del Chapare.

“Usted ha lanzado a la vez varios llamados a varios oficiales de las Fuerzas Armadas y de la Policía Boliviana para impulsar malestar y caos al interior de las Fuerzas Armadas y la Policía”, señaló Murillo.

El exmandatario incluso pidió dejar sin alimentos a las ciudades y llamó a movilizaciones para romper la cuarentena sin tomar en cuenta los daños para la salud de miles de familias de bolivianos.

“Usted ha llamado, en suma, con muchas palabras, insultos, falsedades y convocatorias para que Bolivia se hunda en la violencia, caos y división”, remarcó.

El poder y narcotráfico

Murillo le dijo a Morales que tendrá su oportunidad de recuperar el poder cuando pase la emergencia de salud, ya que habrá elecciones y su candidato, Luis Arce, competirá libremente en un proceso electoral transparente y democrático.

Respecto al negocio de la coca en el Chapare, enfatizó en que si Morales y Arce vuelven al poder tendrán otra vez la oportunidad de permitir que ese sector vuelva a ser «el paraíso de la droga y el narcotráfico».

“Ya lo hicieron antes, ¿por qué no lo podrían volver a hacer?, ustedes son personas capaces de eso y mucho más. Pero mientras las prioridades de la gente sean la salud, economía y los bonos, y mientras el Gobierno y el pueblo sostengamos con firmeza la democracia y la ley, usted y su retorno violento al poder y su negocio de coca y narcotráfico van a tener que esperar”, aseguró.

Murillo dijo que la coca, la violencia y los intereses político partidarios de Morales y Arce no son una prioridad para el pueblo boliviano.

También hizo escuchar dos audios en los que algunos dirigentes afines al MAS llaman a la convulsión nacional y piden destrozar puentes, pasarelas, entre otros actos violentos, para “sacar del poder” a la presidenta Jeanine Áñez.

“Eso es lo que busca el señor Morales y su candidato, lo que le importa al Movimiento al Socialismo es la convulsión del país, pero no lo permitiremos”, apuntó Murillo.