El ministro Arturo Murillo recorre instalaciones de unidades policiales en Cochabamba, durante la entrega de televisores. (Foto: Ministerio de Gobierno)

Bolivia Digital

El ministro de Gobierno, Arturo Murillo, pidió a las autoridades municipales del trópico de Cochabamba que depongan cualquier diferencia política y trabajen de manera conjunta por la salud de los bolivianos que habitan en esa región.

“Más que una convocatoria es una súplica, una súplica para que todos hagan su trabajo, no dejen que su gente se muera, son alcaldes de una población y no pueden permitir que por hacer política se muera la gente. Me tienen a mí y tienen a todo el Gobierno para ayudar en todos los rincones del país”, señaló el ministro durante la entrega de televisores a la Policía en Cochabamba.

“Estoy haciendo un llamado a que nos unamos para luchar contra esto —el COVID-19—, aquí no pueden valer colores políticos, lo único que tiene que valer es la vida de la gente; les ruego, les imploro”, expresó.

Durante su intervención en el acto, que se desarrolló esta mañana en la capital cochabambina, la autoridad sostuvo que de inmediato se pondría en contacto con el alcalde de Villa Tunari, Asterio Romero, para buscar una solución que permita frenar el avance del coronavirus en ese municipio.

En esa línea, el titular de la cartera de Gobierno indicó que es necesario tomar medidas urgentes, como el encapsulamiento del Chapare para evitar la propagación de contagios.

“No podemos permitir que sufra nuestra gente del Chapare, sé que incluso han muerto personas porque no están recibiendo la atención necesaria. Es importante hacer un trabajo de encapsulamiento en el Chapare, de identificación de casos, igual como pasó en Beni y en otros lugares”.

Entrega de televisores

Durante el acto de entrega de televisores, el ministro entregó una importante dotación de televisores que beneficiarán a todas las unidades policiales del departamento de Cochabamba.

Asimismo, anunció que son equipos que provienen de operativos anticontrabando que también llegarán a centros de acogida, cárceles, asilos de adultos mayores y centros de educación especial.

“En los próximos días, esos centros también recibirán vehículos incautados al contrabando, los que pueden servir para llevar a los niños y a los adultos mayores a un centro médico si lo requieren. Antes estaban ahí amontonados equipos y motorizados, y se los sacaba de ahí para regalarlos a parientes políticos del Movimiento al Socialismo, ahora nosotros los entregamos al pueblo para que le sirvan a la población”, manifestó.