El ministro Arturo Murillo en conferencia de prensa. (Foto: Archivo).

El ministro de Gobierno, Arturo Murillo, pidió “mano dura” a efectivos de la Policía y Fuerzas Armadas para hacer cumplir la cuarentena, con el fin de que no incrementen los casos de coronavirus y que se detenga a las personas que infringen la disposición.

“Pedir mano dura a la Policía y Ejército, no tengan contemplación (con los infractores) y garanticen que se muevan médicos y personal de salud, además del abastecimiento de alimentos que es lo importante. Luego podrán salir de acuerdo a la terminación de sus carnets, pero por ahora manténganse en sus casas”, dijo en conferencia de prensa realizada en Trinidad, Beni.

Asimismo, pidió la colaboración del Ministerio Público en la activación de diversos mecanismos para sancionar a la gente que se dedica a desinformar, siendo esta una irresponsabilidad que hace daño a toda la ciudadanía.

“Nos preocupa y llama la atención que haya gente que mal utiliza la información y que busca desinformar por un rédito político. No vamos a ser tolerantes con aquello, porque le tenemos declarada la guerra al coronavirus. No nos interesa el color de la piel, del partido político, de nada, lo único que nos importa es la vida, hay que salvar la vida y la única manera es siendo muy firmes en hacer respetar la normativa en lo nacional y local”, manifestó.

A partir del lunes estará habilitada la línea 800-10-1005 para atender a las personas de la tercera edad que viven solas.

Mediante este número, personal policial o militar se trasladará al domicilio del adulto mayor para colaborar con la compra de alimentos o medicamentos.

Murillo instó a la ciudadanía a ser solidaria con los ancianos y ancianas que viven solas, por ello pidió estar pendiente de sus necesidades ya que el 80% de los infectados es mayor de 65 y que han fallecido por la enfermedad.