El exministro del régimen de facto detenido en Estados Unidos por lavado de dinero. (Foto: Archivo)

• Redacción Central/

El exministro de Gobierno y prófugo de la justicia en Bolivia Arturo Murillo tiene hasta el 2 de mayo para declarase culpable por el delito de lavado de dinero, para evitar la pena máxima por ese ilícito.

El abogado de la Clínica de Derechos Humanos de la Universidad de Harvard, Thomas Becker, calificó como rara la estrategia jurídica de Murillo, toda vez que sus principales socios se declararon culpables por el mismo delito por el que es investigado en el país del norte y se expone a una condena mayor.

A pedido de la defensa del exministro, la justicia de Estados Unidos determinó postergar hasta el 23 de mayo la audiencia procesal. Los argumentos para solicitar el aplazamiento no se conocen.

“Es una estrategia un poco rara, porque todos los demandados, excepto Murillo, se han declarado culpables, y también se han declarado culpables de una conspiración con él; entonces hay prueba muy fuerte contra Murillo”, agregó.

Señaló que el exministro del régimen de facto se declaró no culpable; “pero puede cambiar en cualquier momento”, hasta antes del 2 de mayo, plazo que fue definido por la Corte, caso contrario recibirá una condena mayor.

Becker explicó que en caso de mantener Murillo su postura se expone a una sentencia de entre seis a 35 años, previa consideración de si el acusado fue funcionario público.

Dijo que tanto el exembajador de Ciencia y Tecnología del régimen de facto Mohamed Mostajo y el exasesor de Añez Erik Foronda, residentes en Estados Unidos, pueden ser convocados a declarar como testigos en el juicio de Murillo.

LinkedIn