El sacerdote jesuita Mauricio Bacardit. (Foto: El Deber)

Fernando del Carpio / Bolivia Digital

El sacerdote jesuita Mauricio Bacardit, quien dedicó su vida a luchar por los derechos de los pueblos indígenas, murió hoy en Charagua, Santa Cruz, por efecto de un problema cardíaco.

Teólogo y filósofo de 84 años, fue distinguido con el Cóndor de los Andes en 2016, en reconocimiento a su labor en defensa de la democracia y de los derechos indígenas y marginados.

Bacardit recibió ese año la máxima condecoración del Estado junto al padre Xavier Albó, sociólogo y jesuita español.

Nació en Manresa, España, el 8 de septiembre de 1936. Llegó a Bolivia en 1955, a los 19 años, y después de ordenarse como sacerdote en junio de 1968, se fue a Sucre, donde vivió 27 años.

Trabajó como profesor y estuvo al frente de la Pastoral Social de Caritas, en Santa Cruz, así como de la Pastoral Social, en La Paz. Fue parte de la Compañía de Jesús durante 65 años.