birth-movies-death-star-wars1

 

Reynaldo J. González – Edición impresa

Cerca de 100 músicos subirán hoy y mañana a escena para interpretar las piezas más icónicas del compositor norteamericano John Williams (1932) para la saga cinematográfica Star Wars.

Se trata de una de las presentaciones tradicionales más esperadas de la Orquesta Sinfónica Nacional  (OSN), dado el cercano estreno de la última película de la serie, programado para el 20 de diciembre.

Según explicó el director invitado de la OSN, el maestro Randolph Ríos, como en años previos el concierto incluirá un despliegue escenográfico y visual especial que incorpora la participación de una treintena de fanáticos disfrazados de los personajes de la saga y la proyección de escenas de las ocho películas del creador George Lucas.

Asimismo, a los 60 músicos profesionales integrantes del elenco titular de la OSN se sumará un coro de 30 personas especialmente conformado para la ocasión.  

Ríos explicó que la puesta en escena de las presentaciones demanda un trabajo de preproducción de varios meses en los que además de actualizar el repertorio y realizar los arreglos orquestales de las 17 piezas incluidas en el programa, se editan y sincronizan las imágenes fílmicas que serán proyectadas junto a la música y se coordina la intervención del club de fanáticos de Star Wars Bolivia.

“John Williams es uno de los grandes compositores de nuestro tiempo, no tiene nada que envidiar a los grandes compositores del pasado.

Su obra para Star Wars es una especie de “ópera galáctica” inspirada en la suite Los planetas (1918) de Gustav Holst,  en la que utiliza el recurso de leitmotiv para cada personaje”, comentó.

Sobre la música de Star Wars, el director titular de la OSN, Weimar Arancibia, explicó que se trata de una obra “sumamente compleja” de uno de los músicos más prolíficos del siglo XX.

“La música que compone Williams no es nada sencilla, es un verdadero reto para cualquier orquesta del mundo. Para nosotros como OSN, tocar la música de Star Wars es una continuación al trabajo que hacemos de desarrollo de nuestras capacidades técnicas y estilísticas.

Además, queremos que la OSN sea una institución versátil que pueda llegar a todo tipo de público con una idea de democratizar la música”.     

Arancibia recordó, asimismo, que la OSN interpreta la música de Star Wars desde hace varios años debido a la demanda del público. “Es uno de los conciertos favoritos para los amantes del cine y nos lo piden repetidas veces.  Es un espectáculo para toda la familia”, dijo.

Entre las obras más representativas de la música de Star Wars incluidas en el programa de las presentaciones se destacan piezas de las distintas etapas de la saga, como el Tema de Luke, la Marcha Imperial, el Tema de Darth Vader, el Tema de Yoda, el Tema de la Fuerza, la pieza coral Duelo de Destinos,  la Marcha de la Resistencia, el Tema de Anakin, el Tema de amor entre Padme y Anakin y el Tema del Rey, entre otros. Todas serán interpretadas en los conciertos de más de 90 minutos de duración, que se iniciará a las 19.30 en el Centro Sinfónico de la calle Ayacucho. Las entradas tienen costos de 75, 100 y 140 bolivianos.

“Esperamos que los conciertos sean toda una fiesta, dado el próximo estreno de The rise of Skywalker. Todos estamos en modo Star Wars”, explicó el director invitado.

Randolph Ríos es uno de los nuevos valores en la dirección musical en Bolivia. En los últimos años fue invitado en diversas oportunidades a la batuta de la OSN.  Es director en la Orquesta Sinfónica Juvenil de Bolivia del Conservatorio Nacional de Música, maestro en contrabajo, productor musical y diseñador gráfico.