UNFPA solicita que las familias y comunidades estén alertas y denuncien estas situaciones de violencia, aunque los agresores sean del entorno cercano y familiar. (Foto: APG)

Bolivia Digital

Ante conmoción por el asesinato de Esther, la niña de nueve años que vejada en El Alto, el Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA) pidió a las autoridades nacionales, departamentales y municipales extremar esfuerzos para garantizar el funcionamiento de las defensorías de la niñez y adolescencia durante la pandemia.

Según datos de la Fiscalía, hasta el momento se han registrado 32 casos de infanticidio y de acuerdo con datos del Ministerio de Salud, se han producido 89 embarazos en niñas y adolescentes de enero a mayo de este año. En el caso de las niñas menores de 15 años, suman 663 embarazos en ese periodo.

La crisis sanitaria ha puesto en mayor riesgo a las niñas y adolescentes de sufrir violencia sexual, que derivan en embarazos no deseados o en la muerte de las menores. Estas prácticas nocivas demandan del Estado acciones urgentes de protección y prevención efectivas, así como el involucramiento de las familias y comunidades para no tolerar ninguna de estas formas de violencia.

UNFPA solicita que las familias y comunidades estén alertas y denuncien estas situaciones de violencia, aunque los agresores sean del entorno cercano y familiar.