Redacción central – Edición impresa

La Cancillería, mediante un comunicado, recordó ayer que Nardi Suxo, embajadora de Bolivia ante las Naciones Unidas en Austria, fue cesada en sus funciones el 15 de noviembre, por lo que todas las actividades que realice a partir de esa fecha son a título personal.

En el documento se establece que Suxo fue designada en el cargo en mayo de 2019 por el gobierno del expresidente Evo Morales y fue alejada de sus funciones por decisión de la presidenta Jeanine Áñez.

“En este sentido, cualquier actividad pública que realice la Sra. Suxo, como conferencias o declaraciones, deben ser realizadas únicamente a título personal”, indica el comunicado según la ABI.

Agrega que toda atribución de la representación del Estado boliviano, sin la debida acreditación, es penada por ley.

“En consecuencia, de evidenciarse que la señora Suxo estuviese incurriendo en el delito de prolongación de funciones, se le iniciará las acciones judiciales que correspondan”, menciona el comunicado de la Cancillería.

La canciller Karen Longaric dijo que los funcionarios cesados eran “portavoces de Evo Morales y de políticas implementadas por el Movimiento al Socialismo”.