El ministro de Salud, Marcelo Navajas, instala uno de los respiradores ante la mirada de personal médico y la presidenta Jeanine Áñez. (Foto: Ministerio de Comunicación)

Gonzalo Pérez Bejar / Bolivia Digital

El ministro de Salud, Marcelo Navajas, garantizó la calidad del primer lote de respiradores (170) que arribó a territorio nacional para ser implementado en favor de los pacientes que contrajeron el coronavirus y anunció la llegada de nuevos kits para pruebas de COVID-19 en laboratorio GeneXpert la próxima semana.

“Los kits llegarán a Bolivia la próxima semana y serán repartidos a todo el país; la siguiente semana ustedes van a tener las pruebas y no recorrer 200 kilómetros para obtenerlas”, afirmó la autoridad en el acto de entrega de 15 respiradores e insumos médicos en el departamento de Oruro.

En cuanto al equipamiento de los también denominados ventiladores, explicó que los equipos son apropiados para el cuidado intensivo, intermedio, transporte, emergencia y apoyo de enfermos que requieran un respirador y no puedan contar con uno convencional, como pacientes críticos con coronavirus u otras patologías.

En un comunicado del Ministerio de Salud se dan detalles de otras tres cualidades de los respiradores, como su funcionalidad por su capacidad de adaptación; su sofisticación porque llevan incorporada tecnología actual y necesaria para estos tratamientos y, finalmente, su certificación otorgada por la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS).

De acuerdo con las especificaciones técnicas, los equipos de la marca Respira (dispositivos de ventilación mecánica) “son aceptables” según el uso que se le dé: como respirador de críticos, equipo de alto flujo, ambú mecánico, otros como CPAP (Continuous Positive Airway Pressure) y BPAP (Bilevel Positive Airway Pressure).

Además, incluye la electrónica necesaria para controlar y monitorizar en tiempo real y de forma remota variables como la frecuencia, el volumen, presión y caudal de aire aportados al paciente.

Navajas adelantó que el país recibirá 134 respiradores convencionales en los próximos días y prevé que hasta julio los bolivianos cuenten con 600 de estas máquinas.

Explicó que los respiradores convencionales precisan de profesionales expertos intensivistas para ser manipulados.