El titular de Salud, Marcelo Navajas. (Foto: ABI)

Erika Ibargüen A. / Bolivia Digital

El ministro de Salud, Marcelo Navajas, ratificó que los nueve departamentos del país contarán con su propio laboratorio para el diagnóstico del coronavirus, ante el malentendido que surgió con algunas autoridades de Potosí, en sentido de ser discriminados y de no contar con la ayuda que necesitan.

En declaraciones a Panamericana, Navajas manifestó que la primera determinación es tener el número de la población de cada departamento para luego actuar.

“Cada departamento tendrá su laboratorio. Estamos fortaleciendo la capacidad diagnóstica en todo el país con equipos PCR (Reacción en Cadena de la Polimerasa) y GeneXpert (biología molecular automatizada en tiempo real)”, explicó el ministro.

La autoridad destacó que los laboratorios serán instalados en los siguientes días y también servirán para la detección de otras enfermedades.

En el caso de la Villa Imperial, señaló que el Ministerio de Salud está en espera de que la Gobernación concluya la infraestructura para la instalación de los equipos.

“Potosí va a tener su propio laboratorio, insumos y reactivos para comenzar a procesar las pruebas de acuerdo con criterio médico”, remarcó la autoridad.

En pasadas horas, autoridades cívicas de esa región daban cuenta de que Navajas emitió declaraciones discriminatorias contra ese departamento y exigían una disculpa pública por haberlos considerado personas más vulnerables a la tuberculosis que al coronavirus.

Por ese motivo ayer se realizó un cacerolazo como medida de protesta y dieron 48 horas de plazo para que la autoridad de Salud se disculpe.

Al respecto, el ministro Navajas emitió una disculpa pública, pero recalcó que en realidad se trató de un malentendido y mala interpretación de sus declaraciones.

“Nunca dije que no van a tener un laboratorio, lo que queremos es darles equipos que están en función de la población; si se pone un equipo muy grande, el manejo de estos, en costos, es muy alto; si se ponen equipos que están diseñados para ese tamaño de población se los puede manejar perfectamente y funcionan muy bien y es fácil darles mantenimiento porque sus costos son razonables”, aclaró.