Laberinto

Gustavo Cortez C.

Editor / Bolivia Deportes

No le echen la culpa a la TV, busquen otras opciones para llenar estadios

En los últimos años, desde que la televisión llegó al fútbol, la cantidad de público en los estadios del país disminuyó, y en forma considerable. Vemos muchos partidos con tribunas despobladas y ya ni los familiares de los futbolistas van a apoyar a sus equipos.

¿La TV será la principal responsable de este ausentismo de espectadores? Sí, pero solo en parte. Es que las transmisiones le dan comodidad a la gente. Pero eso está bien, es parte de una oferta que está anclada en el mundo y que no da lugar a cuestionamientos.

Más bien cada día que pasa mejora la tecnología y los partidos se observan con mejores recursos técnicos, como la repetición de jugadas, y si un gol fue o no válido. A veces la cámara lenta genera otro tipo de opinión.

Es parte del show del fútbol en la actualidad. Y no es gratis. La empresa que tiene los derechos cobra, y el usuario que toma el servicio paga. Eso también ya está enraizado en la sociedad y será difícil cortarlo.

Sin embargo, hay gente que nada contra la corriente. César Salinas dijo hace poco que para que la gente vuelva al estadio no debería transmitirse el partido en determinada ciudad. Es decir, si hay un cotejo en La Paz, se le debería cortar la señal al paceño. Y la Federación ya está pensando en incluir esa cláusula en el próximo contrato de TV.

Una barrabasada la opinión del dirigente. Lo que debería hacer el fútbol nacional es buscar alternativas. Manejar otras ideas. ¿Cómo llenan en otras partes los estadios? Además de ofrecer buen espectáculo, explotan el marketing y se fortalecen con abonados, con el aporte de socios.

Nuestro balompié tiene que entrar en otra cultura empresarial para empezar a mejorar. Cuando hay buenos partidos, la gente va al estadio. No le echen la culpa a la TV, que otorga además recursos. Cada año los clubes se reparten 4,1 millones de dólares. No es poco y va a triplicarse desde 2021.