Después de una semana de vigilia, no videntes retiran su vigilia. (Foto: captura de pantalla)

Bolivia Digital

El grupo de personas no videntes que mantenían una vigilia en cercanías de la Casa Grande del Pueblo, esta tarde levantó la medida de presión tras el anuncio de instalación de mesas de diálogo para negociar el pago único de un bono de Bs 1.000.

Durante la última reunión sostenida con  el viceministro de Coordinación con Movimientos Sociales y Sociedad Civil, Jorge Luis Vacaflor y técnicos de esta repartición de Estado, los discapacitados se comprometieron a suspender la huelga, en cuanto se inicie el análisis de la petición.

 “Comunicar que como teníamos un acta que  indicaba que en cuanto se inicien las mesas de trabajo,  nosotros como personas con discapacidad íbamos a levantar la vigilia. Somos de una sola palabra, podemos cumplir y debemos cumplir lo que proponemos y lo estamos haciendo en este momento. Ya están las mesas de trabajo con los cuatro puntos que hemos pedido. Están elaborando la propuesta nuestros técnicos y abogados, de alguna u otra forma se va a dar viabilidad a nuestros pedidos”, expresó un representante de las personas con discapacidad visual en contacto con radio Erbol.

Cerca de horas 18:00 la calle Potosí quedó expedita.