7ab3743f-1bee-46cc-a777-bceee9f32116

 

ABI/Bolivia Digital

Jacqueline Mercedes Murillo, hermana del ministro de Gobierno, Arturo Murillo, fue nombrada como cónsul de Bolivia en Miami, Estados Unidos, por razones humanitarias y de seguridad, informó el lunes el Ejecutivo.

«La presidente Jeanine Áñez, en un acto de humanidad, le dio un cargo en el servicio exterior para precautelar su seguridad y de los suyos, ya que continuaron amenazándola de muerte en Cochabamba por la lucha frontal contra el narcotráfico que lleva adelante su hermano y el gobierno», señala un comunicado del Ministerio de Gobierno.

En una conferencia de prensa, el secretario privado presidencial, Erick Foronda, confirmó esa designación y recordó que la hermana de Murillo y su familia fueron amenazadas de muerte en el trópico de Cochabamba y que incluso la policía desplegó un operativo para rescatarlas en noviembre tras ocho días de esconderse en la selva de los narcoterroristas que quemaron su hotel.

«Informales que la hermana del ministro Arturo Murillo y toda su familia continúan recibiendo amenazas de muerte (…). En virtud a esa situación y por un tema de seguridad, la presidenta de Bolivia ha decidido convocar a la hermana del ministro Murillo a cumplir funciones consulares para el Gobierno tomando en cuenta las razones de inseguridad que tenía en el país», sostuvo.

Foronda subrayó que Mercedes Murillo «es una profesional con méritos suficientes que han sido valoradas por la Cancillería».

Más temprano, la canciller Karen Longaric aseguró que el Gobierno seleccionó a los mejores funcionarios para integrar el cuerpo diplomático boliviano.

«En lo que se refiere al cuerpo consular, no es solo de este Gobierno sino de todos los gobiernos pasados, siempre han sugerido o han solicitado llenar esos cargos con personas que tienen experiencia en el tema y que vienen con algún respaldo político».