Redacción Bolivia/Edición Impresa
La ministra de Relaciones Exteriores, Karen Longaric, informó ayer que el Gobierno nombrará un encargado de Negocios en la República de Cuba en los siguientes meses.

“En los próximos meses vamos a concluir con las designaciones de nuestros encargados de Negocios en varios países, entre ellos en Cuba”, señaló la autoridad en conferencia de prensa.

Las relaciones entre ambos países se establecieron el 11 de enero de 1983, durante la presidencia de Hernán Siles Zuazo y el mandatario cubano Fidel Castro. A partir de esa fecha, los vínculos entre ambos Estados no fueron interrumpidos.
Relaciones con Venezuela

En cuanto a la situación con el Gobierno de la República Bolivariana de Venezuela, Longaric manifestó que con este país lo que se hizo fue pedir el retiro de todo el cuerpo diplomático porque se encontraba involucrado con asuntos internos.

“Eso no significa ruptura de relaciones diplomáticas con ese país”, aclaró.

En cuanto a los vínculos con Nicaragua, de la misma manera, la canciller Longaric dijo que están enmarcados en el mismo ámbito de cordialidad y de respeto, como se encaró con el anterior gobierno.

“No hay ningún obstáculo que pueda perturbar esas relaciones diplomáticas”, enfatizó la jefa de la diplomacia boliviana al referirse a la situación con el Ejecutivo centroamericano.

Sobre la designación de nuevos embajadores, la Ministra de Relaciones Exteriores sostuvo que esa labor es una atribución del futuro gobierno, toda vez que los representantes diplomáticos deben ser seleccionados previa presentación de un plan de trabajo en la Comisión de Política Internacional de la Cámara de Senadores.