Una mujer cruza Quinta Avenida de Nueva York, EEUU, casi desierta debido a que gran parte de la población permanece en sus hogares para evitar contagios de COVID-19. (Foto: AFP)

EFE / Bolivia Digital

El estado de Nueva York, el más afectado por la pandemia del COVID-19 en Estados Unidos, registró este domingo 367 fallecidos, 70 menos que el sábado, la cifra de decesos diarios más baja en el mes.

“Hemos vuelto a donde estábamos el 31 de marzo, antes de que empezara el dramático incremento en el número de casos”, dijo hoy el gobernador Andrew Cuomo en rueda de prensa.

Asimismo dijo que se reporta una reducción en las hospitalizaciones, intubaciones y casos positivos.

Ante esa situación, las autoridades perfilan la reapertura de algunas empresas por fases.

El Gobernador mencionó que la reapertura económica podría comenzar el 15 de mayo, cuando expira la orden ejecutiva de “pausa” para negocios no esenciales, pero subrayó que antes, las cifras de hospitalización deberán continuaren descenso durante 14 días, como indican los Centros de Prevención y Control de Enfermedades (CDC).

Datos de la Universidad Johns Hopkins estiman que el estado reporta ya unos 288.000 casos y poco más de 22.000 muertes, 17.000 de ellas en la ciudad de Nueva York.

Construcción y manufactura serán las prioritarias

La primera fase contempla la reapertura de empresas de construcción y manufactureras que tengan un “bajo riesgo” de contagio, la segunda requerirá un “análisis negocio por negocio” para determinar cuáles son más esenciales y “cómo pueden reabrir en esta nueva normalidad”, tomando precauciones.

Entre fase y fase se dejarán dos semanas de espacio para “controlar el efecto” de las medidas, ya que es el tiempo estimado de incubación del virus, y ver si se incrementa el ritmo de infección a través de las hospitalizaciones y las pruebas, agregó Cuomo.