Tras la reunión sostenida durante aproximadamente tres horas, los ministros de desarrollo productivo, Oscar Ortiz y de economía y finanzas , José Luis Parada y la Asociación de Municipios de Santa Cruz (Amdecruz) acordaron en trabajar para la creación de un fondo de emergencia para los municipios con iliquidez y con presupuesto mínimo para que estos puedan atender eficaz y oportunamante la emergencia sanitaria causada por la propagación del coronavirus (COVID-19), demostrando así el compromiso del actual Gobierno por priorizar la vida y la salud de Bolivia.

Es indudable que las cosas en el país han cambiado, durante la gestión del MAS, era impensado creer que los sectores sociales movilizados o en conflicto fueran recibidos oportunamente por altas autoridades gubernamentales para dar a conocer sus demandas y lograr acuerdos, pese al crítico momento que atraviesa el país y el mundo por la expansión del virus que ya registró cuatro millones de casos confirmados y más de 278.000 muertos en todo el mundo.

Parada afirmó que la iniciativa responde al cumplimiento de instrucciones de la presidenta, Jeanine Añez para fortalecer la lucha contra la pandemia emprendida a nivel municipal con el objetivo de lograr la continuidad de las tareas para contrarrestar los efectos de la propagación del mal. Asimismo, aseguró que, a través de proyectos, se buscará solucionar el tema presupuestario de los gobiernos municipales.

«Así como estamos trabajando creando fondos de apoyo y ayuda tanto a hogares bolivianos o mediante la banca (dando créditos) a las empresas, ahora toca atender también esta iliquidez que tienen los municipios. Hemos concluido que el Gobierno está trabajando en proyectos de ley que van a facilitar el uso del Impuesto Directo a los Hidrocarburos (IDH) para algunos gastos de funcionamiento «, aseveró Parada.