El centro de aislamiento en el Hotel Real Plaza, La Paz. (Foto: GAMLP)

Roberto Medina / Bolivia Digital

Pasado el mediodía, siete efectivos de la Policía de La Paz fueron dados de alta luego de permanecer 18 días en el centro de aislamiento ubicado en la avenida Arce; asimismo, otros dos uniformados también dejaron el Hospital Obrero de El Alto.

Además de los siete policías paceños, también se dio de alta a siete civiles que lograron superar el coronavirus.

Los siete uniformados pertenecen a la Estación Policial Integral (EPI) Ferroviaria, la unidad con mayor número de contagios en la sede de gobierno.

Aún hay otros ocho efectivos en ese centro de aislamiento, 16 en sus domicilios con monitoreo médico constante y otro en el hospital de la zona Santiago II, en El Alto.

Con evidente emoción, los policías agradecieron el apoyo y atención médica constante que recibieron durante los días de aislamiento, y aprovecharon para recordar a la ciudadanía que cumpla con las disposiciones de bioseguridad y la cuarentena.

El médico Álvaro Terrazas indicó que las 14 personas se encuentran en perfecto estado de salud y que entre el lunes y sábado se dio de alta a 33 personas que estuvieron confinadas en este centro.

“Gracias a este centro de aislamiento se evitó el contagio de 2.970 personas”, detalló.

Los efectivos volverán de inmediato a sus hogares para estar con sus familias y deberán cumplir por varios días las recomendaciones médicas correspondientes.