ULT 15-F2-RAÚL MARTÍNEZ CANDIA

 

Clayton Benavides – Edición impresa

Bolivia es un país que busca tener las mejores relaciones con países como España, México y Argentina, pero no es colonia de nadie y hará prevalecer su soberanía y dignidad, aseveró ayer el ministro de la Presidencia, Yerko Núñez.

De esa manera, la autoridad respondió a la Unión Europea (UE) que criticó la decisión de la presidenta constitucional Jeanine Áñez de expulsar a la embajadora de México y diplomáticos españoles por haber lesionado gravemente la soberanía y la dignidad del pueblo boliviano.

Bolivia “es un país que tiene soberanía, que no es colonia de nadie, es un país libre, democrático y lo que se hace es hacer respetar la democracia, la libertad que millones de bolivianos salieron a las calles a defender. Yo creo que se deja claro que en nuestro país existe la soberanía”, manifestó en conferencia de prensa.

Remarcó que el Estado tiene la disposición de buscar buenas relaciones con estos países, pero que no comparte la decisión que tomaron algunas autoridades de querer defender a personas que están denunciadas y buscadas por la justicia boliviana.

El pasado viernes, un grupo de personas encapuchadas se acercaron en un vehículo oficial de España a la residencia diplomática de la Embajada de México.

Actualmente, cuatro de las nueve exautoridades asiladas en la Embajada de México en La Paz tienen órdenes de aprehensión en su contra, entre ellas el exministro de la Presidencia Juan Ramón Quintana.