El ministro de la Presidencia, Yerko Nuñez, en conferencia transmitida por Bolivia Tv.

Tras 11 horas, el gabinete ingresó en cuarto intermedio hasta mañana.

Fernando del Carpio / Bolivia Digital

El gabinete ministerial que sesionó hoy desde las 08.30, durante 11 horas, determinó un cuarto intermedio hasta mañana a las 08.00, para decidir si mantiene o flexibiliza la cuarentena total que rige en todo el país desde el 22 de marzo y que fue ampliada hasta el 30 de abril.

«Cualquier decisión que tomemos será pensando en el bienestar de las familias bolivianas (…), en cuidar la vida de los bolivianos, pero también su economía», dijo esta noche el ministro de la Presidencia, Yerko Núñez, en conferencia de prensa en el hall del Palacio de Gobierno.

La autoridad informó que un minigabinete continúa trabajando en comisiones esta noche y hará conocer una propuesta, la cual será considerada mañana y después de ser aprobada se comunicará al país.

Núñez manifestó que se evaluaron todos los aspectos de la cuarentena, así como los esfuerzos técnicos y económicos que se hicieron para responder a la crisis sanitaria por el coronavirus.

Dijo que en pocos meses se logró mejorar el sistema salud, que no fue atendido durante 14 años por el régimen de Evo Morales, y se recogen criterios científicos y de especialistas para proteger la salud, la economía y el empleo.

Núñez indicó que las medidas que se adopten deben ser compartidas por todos los niveles del Gobierno. Asimismo, valoró que las familias hayan cumplido las recomendaciones para evitar el contagio masivo.

«Saldremos de esta crisis sanitaria con el esfuerzo de todos», apuntó.

Crédito de 11 millones de euros

El ministro Núñez informó que la presidenta Jeanine Áñez promulgó la ley que aprueba el crédito de 21 millones de euros del Banco Italiano, para el programa de colaboración al proceso de mejoramiento del ejercicio y derecho a la salud en Bolivia.

El crédito permitirá mejorar el sistema de salud en 16 municipios de Tarija, Chuquisaca y Potosí, con infraestructura y equipamiento médico y hospitalario.

«Se trata de un préstamo blando a 40 años, sin intereses y con 33 años de gracia. Lo que nos sorprende es que este proyecto estuvo durmiendo en el Ejecutivo desde 2014, hace cinco años. Son recursos para la salud, tal vez si era para canchas se hubiera tenido más interés en aprobarlo», remarcó.

Sin embargo, manifestó que la Mandataria lo envió de inmediato a la Asamblea Legislativa, que lo aprobó y ahora es promulgado.