Eco 4 BoA ARCHIVO

 

Redacción central – Edición impresa

El ministro de Obras Públicas, Yerko Núñez, informó que se detectó “un sinnúmero de irregularidades” en la anterior administración de la aerolínea estatal Boliviana de Aviación (BoA), como el estado de las aeronaves, el servicio de catering, la contratación de personal, compra de repuestos y otros.

En declaraciones a Bolivia TV, la autoridad señaló que de acuerdo con estudios aeronáuticos se establece que una compañía debe contar con al menos 100 trabajadores por cada avión de su flota, pero BoA tiene en la actualidad alrededor de 140.

“La mayoría de los contratos del personal se ha incrementado en temporada de campaña, cada que había elecciones; por ejemplo, en los meses de julio, agosto y septiembre de este año ha aumentado el personal en casi 30% y 40%”, explicó el ministro Núñez.

Indicó que de la flota de 23 aeronaves que tiene la firma estatal, en este momento alrededor de ocho están en tierra y sin prestar servicios porque “están fregadas, necesitan repuestos, no están funcionando”.

“No solamente es la compra de repuestos, el alquiler, las llantas recauchutadas; no solo es el tema del catering, hay un sinnúmero de irregularidades”, aseveró la autoridad.

Según Núñez, estas irregularidades son la razón de los continuos percances que registraba BoA y por ello el anterior gobierno, pese a que decía que la compañía era solvente, inyectaba recursos económicos del Tesoro General de la Nación mediante decreto supremo porque “el aparato político se consumía” a  la empresa.

En esa línea, ratificó que es importante la ejecución de una auditoría al manejo de la aerolínea en tres áreas: financiera, legal y operacional.

“Queremos cambiar BoA, porque este es un período corto pero importante para el país, de buenas señales”, apuntó.