Redacción Bolivia/Edición Impresa

Una de las principales tareas del Gobierno es continuar con la pacificación, que no se logró en un 100%, dijo ayer el ministro de la Presidencia, Yerko Núñez. Indicó que continúa el diálogo con las organizaciones sociales y políticas para lograr  la paz social. 

También se trabaja en otro de los mandatos recibidos por la presidenta constitucional Jeanine Áñez, de ir a nuevas elecciones en 2020. Al reiterar que la Jefa de Estado no será candidata, instó a que la oposición al MAS se una. “Es el pedido clamoroso de la población para enfrentar los comicios”. 

Sin embargo, advirtió que con las acciones que realiza el expresidente Evo Morales desde Argentina —donde se encuentra en calidad de refugiado desde el 12 de diciembre— quiere “enfrentar a los bolivianos, que vivamos en la incertidumbre”. 

Núñez, en la entrevista que concedió a la Red Unitel, reiteró que todos los bolivianos tienen derecho a retornar al país, y quienes tienen procesos judiciales someterse a un juicio justo; y no como ocurrió durante el régimen de Morales, que manejaba al Ministerio Público y a todas las autoridades judiciales. 

Indicó que el pueblo boliviano tiene que estar atento para que se desarrollen unas elecciones limpias y transparentes. En cuanto a la ampliación de mandato para las autoridades nacionales al cumplirse el 22 de enero la gestión constitucional, sostuvo que el Ejecutivo coordina con el Legislativo y el Órgano Electoral una ley para extender el mandato de aquellas y que se cumpla lo que establece la Constitución Política del Estado.