El ministro Óscar Ortiz, durante una conferencia de prensa desde la Casa Grande del Pueblo. (Foto: Prensa Palacio)

Freddy Choque / Bolivia Digital

El ministro de Desarrollo Productivo, Óscar Ortiz, informó que el gabinete de ministros aprobó el jueves ocho decretos que norman y regulan las actividades y acciones en la emergencia sanitaria por el coronavirus, entre ellas la condición de la cuarentena dinámica y regulada que continuará hasta el 30 de junio.

“Se estableció una serie de medidas que ya están vigentes a nivel nacional, como el cierre de fronteras, suspensión de actividades escolares y de vuelos internacionales. En esta nueva etapa se elimina la restricción en la circulación de personas de acuerdo con la numeración de la cédula de identidad, por lo que los ciudadanos podrán salir de sus casas, de lunes a viernes, entre las 05.00 y las 18.00 (…). De 18.00 a 05.00 no podrá haber circulación de personas ni de vehículos a nivel nacional, a fin de continuar con las medidas de prevención”, dijo la autoridad en conferencia de prensa.

Detalló que los fines de semana solo podrá haber circulación de personas entre las 05.00 y 14.00, caminando o en bicicleta. “No habrá circulación de vehículos”, apuntó.

“Quiero aclarar que en esta nueva etapa de cuarentena dinámica continuarán las restricciones, pero habrá ese trabajo conjunto con los gobiernos departamentales y municipales para adoptar medidas enmarcadas en la situación de cada región. Incluso se permitirá, como ya se había hecho antes en las ciudades de Trinidad y Montero, encapsular una comunidad, barrio o distrito para controlar el virus”, mencionó Ortiz.

Al mismo tiempo, subrayó que se estableció la posibilidad de que haya una corresponsabilidad en la gestión o administración de la cuarentena con los gobiernos departamentales y municipales para que, en función a una evaluación epidemiológica y de su capacidad de atención, puedan emitir normas de flexibilización o restricciones.

“En ese sentido, irán regulando el funcionamiento de las actividades económicas y comerciales que permanecieron cerradas desde el inicio de la cuarentena», acotó.

Bonos

El Ministro de Desarrollo Productivo destacó el rol del gobierno de la presidenta Jeanine Áñez para apoyar a las familias bolivianas en esta época de emergencia sanitaria por el COVID-19, ya que hizo un «enorme esfuerzo» para pagar los bonos Familia, Canasta Familiar y Universal, además de la Renta Dignidad, llegando hasta la fecha a más de 7 millones de personas en menos de dos meses.

“Sabemos de la situación económica de las familias y el seguir aguantando por otros meses será complicado; por eso, estamos tomando una serie de medidas como ampliar, por tres meses más, el diferimiento de pagos de créditos en el sistema financiero”, subrayó.

Acotó que lo mismo se hace con el pago del Impuesto a las Utilidades de las Empresas (IUE) y que todas las compañías o unidades productivas que corresponden a la categoría de Régimen General (que no son grandes y principales contribuyentes) podrán pagar el 50% del impuesto hasta el 31 de julio, y diferir por otros tres meses adicionales el pago del otro 50%.

“También se difirió el pago a las AFP hasta fines de julio y generar un plan de pagos para las cuotas diferidas. También se tomaron previsiones para que en el sector de las telecomunicaciones haya hasta seis meses de diferimiento en los pagos adeudados y seguir ofreciendo el servicio hasta que dure la emergencia sanitaria”, detalló Ortiz.