Un minero rescatado después de estar atrapado dos semanas. Fotos: Xinhua.

Prensa Latina

Socorristas en China rescataron ayer a 11 personas con vida atrapadas desde hace dos semanas en una mina de oro. Todavía tratan de ubicar a otros 10 desaparecidos, hay el temor de que estén muertos.

Autoridades de la Shandong este confirmaron que casi todos los sobrevivientes están bien y sólo uno de ellos necesitó cuidados urgentes en el hospital por presentar debilidad extrema.

El rescate tuvo lugar una semana después de contactarlos y enviarles alimentos a diario, medicinas y otros suministros.

Pese a esos esfuerzos, se reportó el miércoles un muerto.

Al menos 633 especialistas se apoyan en 407 maquinarias para excavar el sitio y rastrear señales de los 10 mineros aún perdidos, aunque mientras pasa el tiempo disminuye la esperanza de encontrarlos vivos.

La tragedia ocurrió en la tarde del 10 de enero dentro de una cantera de oro en construcción, perteneciente a la empresa Shandong Wucailong Investment Co. Ltd.

Luego del accidente, la compañía demoró 30 horas en avisar a las autoridades locales y por su cuenta organizó el rescate, pero no logró llegar a los trabajadores.

El Gobierno investiga el caso y además ordenó supervisar los sistemas de seguridad en todas las minas del país para comprobar si cumplen con las medidas de protección a sus empleados y la prevención de explosiones, derrumbes y otros sucesos letales.

La campaña pondrá bajo el escrutinio a las 32 mil canteras no-carboneras de China, que en su mayoría son pequeñas, tienen obreros mal preparados y un inadecuado mecanismo de seguridad.