thumbnail_ULT 14-F1-PRESIDENCIA OK

 

Redacción central – Edición impresa

Con el objetivo de impulsar los procesos de pacificación en el país, la presidenta Jeanine Áñez recibió ayer la visita del representante de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) Jean Arnault, enviado especial que tiene la misión de consolidar una mesa de diálogo entre los actores políticos y los sectores movilizados para preservar, principalmente, la vida de los bolivianos. 

Arnault explicó que el secretario general de las Naciones Unidas, Antonio Guterres, expresó en varias oportunidades su preocupación sobre la situación que vive el país en torno a algunas movilizaciones que generan violencia. 

“En las Naciones Unidas, el tema de la protección de la vida se ha vuelto una cuestión prioritaria y parecía al final que había llegado el momento que mande a una persona que pueda hablar personalmente con los actores políticos, sociales, la sociedad civil para compartir con todos ellos esta preocupación sobre la necesidad de poner la preservación de la vida por encima de cualquier cargo”, manifestó el diplomático.

El encuentro se realizó en instalaciones del Palacio de Gobierno. Tras la cita, Arnault, en un breve contacto con la prensa, también explicó que los esfuerzos de diálogo que buscará su delegación serán para lograr consensos políticos que permitan hacer viable un proceso de sufragio universal transparente, incluyente y creíble.

El experto, de origen francés, enfatizó en la importancia de buscar de manera acelerada una solución pacífica a los conflictos en territorio boliviano, ya que más allá de cualquier cálculo político se debe priorizar la protección de la vida. 

“A partir de mañana vamos a empezar a encontrarnos con una multiplicidad de actores políticos y sociales para conversar sobre estos dos lineamientos: el lineamiento de la no violencia, protección de la vida, de la pacificación  y de la necesidad urgente de un diálogo que contribuya de la mejor forma posible al objetivo anhelado de la celebración de elecciones libres, transparentes e inclusivas”, remarcó.