POL12-F1-DDHH - CARLOS BARRIOS

 

Fernando del Carpio Z. – Edición impresa

La Organización de las Naciones Unidas y la Unión Europea coincidieron ayer en que mediante el diálogo se puede llegar a un acuerdo sobre la ley de garantías, que fue aprobada en la Cámara de Diputados y que pasó en revisión a  la Cámara Alta.

Jean Arnault, enviado personal del Secretario General de la ONU, y León de la Torre Krais, embajador de la UE, por separado, dijeron a los periodistas que  mediante el diálogo el gobierno de la presidenta Jeanine Áñez y el Movimiento al Socialismo (MAS), que tiene dos tercios en ambas cámaras legislativas, pueden llegar a un acuerdo.

“Se alcanzó un acuerdo en el diálogo, pero cuando se plasma en párrafos hay que recurrir al asesoramiento jurídico correspondiente, para que no haya incongruencia ni elementos distorsionantes”, afirmó De la Torre.

Sobre este proyecto de ley que es rechazado por el Gobierno, que advierte con vetar y acudir al Tribunal Constitucional Plurinacional (TCP), Arnault sostuvo: “No pensamos que deba ser una amnistía, por eso es importante sentarse y dialogar. Creo que parte del problema es que el texto se ha movido de un ámbito a otro”.

Ambos diplomáticos expresaron su confianza por  que se llegue a un entendimiento, tal como se lo hizo al aprobar por consenso la ley de elecciones, promulgada el 24 de noviembre.

“Hay que ponerse de acuerdo en el derecho político y debido proceso, hay que buscar una forma de satisfacer a todos. Siempre estaremos para ayudar a resolver diferencias cuando sea necesario; si hay interés de distintos actores, ayudaremos con mucho gusto”, dijo Arnault.

Superar divisiones

El embajador De la Torre, durante el acto realizado en el salón Andrés Ibáñez del Senado, afirmó que los derechos humanos son el fundamento de la paz y la justicia.

Recordó a las víctimas de los episodios violentos, “la treintena de fallecidos, las decenas de heridos que deben ser resarcidos y atendidos para que estas heridas de este capítulo tan extraordinario de la historia de Bolivia se cierre para todos”.

La UE, añadió, sigue impulsando la defensa y la promoción de los derechos humanos en  todo el mundo, y lo está haciendo desde hace muchos años en Bolivia, que “es nuestro principal socio de cooperación en América Latina”.  

Resaltó que Bolivia es campeón en el tema de paridad,  donde los derechos de las mujeres se ampliaron muchísimo, pero la otra cara de la moneda son los feminicidios, pues una mujer muere cada dos día y medio a manos de sus parejas o exparejas de forma violenta.

En el tema del medio ambiente, dijo que Bolivia goza de una biodiversidad extraordinaria y tiene que trabajar en la reforestación y recuperación de la Chiquitania después del incendio.

La representante residente del Sistema de las Naciones Unidas, Ana Angarita, resaltó la aprobación y proclamación de la Declaración Universal de Derechos Humanos, el 10 de diciembre de 1948.

Dijo que todas las personas tienen derecho a hacer escuchar su voz, y la vigencia de los derechos humanos debe imponerse ante cualquier situación.