ABI

El representante del Sistema de Naciones Unidas, Jean Arnault, y el embajador de la Unión Europea (UE), León de la Torre, destacaron ayer  el acuerdo al que llegaron el Gobierno de transición y el Movimiento Al Socialismo (MAS), con la mediación del grupo de facilitadores, para avanzar en la pacificación del país.

El grupo de facilitadores, encabezado por la Iglesia católica junto a representantes de las Naciones Unidas y la Unión Europea, logró el viernes la firma de dicho acuerdo.

“Vemos en la conclusión de ese acuerdo que ha tenido sus dificultades, una señal inequívoca de la voluntad de las partes de llegar prontamente a un buen puerto y esperamos que este acuerdo firmado en medio de esta negociación sirva para enviar un mensaje de confianza a la sociedad civil”, dijo Arnault en conferencia de prensa. El acuerdo firmado establece proteger la vida, respetar los derechos humanos, promover y asegurar la celebración de elecciones generales transparentes, creíbles, inclusivas y en el menor plazo posible, entre sus principales puntos.

Además, en el documento se considera prioritario que el Sistema de Naciones Unidas preste el apoyo correspondiente con objetivos claros como el de integrarse la pacificación del país a la mesa de diálogo.

También apoyar los esfuerzos para prevenir y superar los conflictos a través del diálogo, apoyar con asistencia técnica al Tribunal Supremo Electoral (TSE) y tribunales departamentales, para que los comicios cumplan con los más altos estándares nacionales e internacionales, entre otros puntos.

Arnault pidió a la sociedad boliviana que tenga confianza porque a través de ese acuerdo se encontrará la paz que necesita el país y reiteró la predisposición de las Naciones Unidas para consolidar ese proceso.

De la Torre expresó que ese pacto sin duda alguna es un “primer paso” para que Bolivia vuelva a encauzar su camino, recupere su normalidad democrática y consolide unas elecciones libres, transparentes y creíbles.

“Para ello las Naciones Unidas, la Unión Europea van a dar todo su apoyo, Bolivia es nuestro principal socio y de cooperación de América Latina, y en estos momentos difíciles, delicados para Bolivia, la Unión Europea hará todos sus esfuerzos para consolidar todo su apoyo que sea necesario”, enfatizó.

A su turno, el secretario de la Conferencia Episcopal Boliviana (CEB), Aurelio Pessoa, expresó su confianza en que ese acuerdo permita avanzar en varios temas que superen las diferencias que se generaron durante el tiempo de conflicto y añadió que es “importante” “saltar todo escollo que separe a los bolivianos”.