Redacción Central

La UEFA ha anunciado que va a cambiar la sede de la final de la Champions League 2021 que disputarán el Manchester City y el Chelsea. El encuentro iba a jugarse en Estambul, pero por segunda temporada consecutiva se cambia la sede y tendrá lugar en Portugal, concretamente en el Estadio do Dragão de Oporto el 29 de mayo de 2021.

“La final estaba programada originalmente para tener lugar en el Estadio Olímpico Atatürk en Estambul pero, tras la decisión del gobierno del Reino Unido de colocar a Turquía en su lista roja de destinos de viaje Covid-19, organizar la final allí habría significado que ninguno de los fanáticos nacionales de los clubes podría viajar al juego. Después de un año de que los aficionados no pudieran acceder a los estadios, la UEFA pensó que había que hacer todo lo posible para garantizar que pudieran asistir los aficionados de los dos equipos finalistas”, explica la UEFA en un comunicado.

 El organismo ha explicado que intentaron que la final se trasladara a Inglaterra y The Times llegó a publicar que sería en Wembley, pero aclara que “a pesar de los esfuerzos exhaustivos por parte de la FA y las autoridades, no fue posible lograr las exenciones necesarias de los acuerdos de cuarentena del Reino Unido. Las autoridades portuguesas y la FPF intervinieron y trabajaron rápida y fluidamente con la UEFA para ofrecer un lugar adecuado para la final y, como Portugal es un destino de la lista verde para Inglaterra, los aficionados y jugadores que asistan a la final no tendrán que ponerse en cuarentena a su regreso a casa”.

SEGUNDA CONSECUTIVA

El Estadio Olímpico Atatürk iba a ser la sede de la final 2020, pero se trasladó a Lisboa por el coronavirus. En 2021 volvía a estar destinada en el recinto de Estambul, pero finalmente se ha vuelto a cambiar y será nuevamente en Portugal.

linkedin