Alfonso Tenorio (izq.) y el ministro de Salud de Bolivia, Aníbal Cruz. (Foto: Archivo)

Bolivia Digital

Bolivia está en un escenario de “transmisión local comunitaria sostenida”, aseguró el representante de la Organización Panamericana de la Salud/Organización Mundial de la Salud (OPS/OMS) en este país, Alfonso Tenorio, al referirse al coronavirus que golpea al mundo, y dijo que para salvarse la “clave” es diagnosticar, aislar, ponerse en cuarentena y ampliar laboratorios.

Sin embargo, el representante del organismo internacional destacó el trabajo que realiza Bolivia para evitar la propagación del COVID-19 con la coordinación entre distintos ministerios de manera simultánea, incluso al prepararse para actuar en la fase comunitaria sostenida.

“Esto es muy importante y reconocemos que es un esfuerzo gigante, nosotros simplemente les estamos acompañando, junto con los profesionales de la salud y los municipios”, indicó.

Agregó que es imposible predecir en este país o en otro los resultados de la pandemia.

“Lo importante es que sepamos cuáles son los elementos de la columna vertebral de la contención que tanto hemos repetido y que autoridades aplican muy bien, y que consiste en aislar estrictamente a los enfermos, ahí está la clave, esta persona es la principal fuente de transmisión. Lo segundo es poner en cuarentena a todos los contactos por 14 días y ampliar la capacidad de laboratorio”, insistió la autoridad.

Dijo que esta es una pandemia que sobrepasa la capacidad de la mayoría de los países, incluso los que están más preparados; sin embargo, lo importante es no llegar a números muy grandes para desbordar el sistema de salud.

“Si se llega a diagnosticar tempranamente y todas las personas que están positivas aceptan el aislamiento estricto, ya sea en hospitales, centros de monitoreo o albergues, para que esto no se desborde, y la familia y contactos guarden cuarentena, se podrá manejar este tema de manera adecuada”, sostuvo.

Aislamiento en viviendas

Alfonso Tenorio recomendó no realizar aislamientos en las viviendas, pues esto no se cumple estrictamente como debe ser y como se cumpliría en un hospital, donde tienen al paciente en una sala y solo una persona puede ingresar con su respectiva vestimenta de seguridad, que consiste en bata, gafas, guantes y máscara o barbijo adecuado.

“Esto solo se hace cuando el sistema de salud rebasa sus capacidades y no hay lugar para atender a más enfermos”, comentó.