El proceso de saneamiento de tierra será intensificado por el Gobierno central. (Foto: Ministerio de Desarrolo Rural y Tierras)

Freddy Choque/Bolivia Digital

El Ministerio de Desarrollo Rural y Tierras optimizará la atención de los procesos de saneamiento de las Tierras Comunitarias de Origen (TCO) y en muchos casos los redireccionará, informó el viceministro de Tierras, Gustavo Terrazas.

Dijo que como parte de las atribuciones de su despacho se generan políticas para mejorar el proceso de saneamiento de tierras por parte del Instituto Nacional de Reforma Agraria (INRA), por lo que se ha visto por conveniente que los responsables de cada una de las unidades del viceministerio sean los nexos precisos para que los dirigentes de las TCO hagan llegar sus inquietudes.

“Entonces qué les estamos dando a las TCO, el vínculo directo para que a través de estos funcionarios puedan hacer el control, seguimiento y fiscalización para que avancen sus procesos, esa es una verdadera reivindicación con el sector indígena, principalmente, para darles lo que en derecho les corresponde y que avancen sus procesos de saneamiento”, precisó la autoridad, según un comunicado de prensa.

Terrazas informó que el Gobierno identificó que es necesario devolver el espíritu inicial de lo que en principio era la denominación de las TCO, que fue modificada por el régimen del Movimiento al Socialismo (MAS) mediante el artículo 293 parágrafo I y la disposición transitoria séptima de la nueva Constitución Política del Estado (CPE).

A su juicio, esa modificación perjudicó en gran medida a los pueblos indígenas, puesto que se vieron como una especie de “forzados” a compartir sus territorios con otros sectores sociales, como los interculturales, campesinos, entre otros.

“Cuando entró el gobierno del MAS y de Evo Morales, al ver la necesidad de cumplimiento de compromisos con sectores sociales, como los interculturales y otro tipo de sectores por temas políticos, al margen de realizar las dotaciones extraordinarias de manera indiscriminada en tierras fiscales, vieron por conveniente abrir las tierras originarias, las TCO, y cambiarles de nombre, ahora ya no son tierras comunitarias de origen, sino que abre la posibilidad de que puedan introducir otro tipo de culturas”, lamentó el viceministro.

En ese marco, sustentó que existe la premisa de redireccionar esa situación porque si se tiene una “autonomía indígena”, con este tipo de políticas se vulnera dicha autonomía de las TCO al intentar introducir otras culturas dentro de las mismas. “Entonces como viceministerio lo vamos a revisar y sugeriremos la modificación de la norma que da esa apertura de la posibilidad de incorporar otro tipo de culturas dentro de las TCO”.

La autoridad reveló que hay varias denuncias en sentido de que en la anterior gestión gubernamental, tierras que pertenecían a las TCO (ancestralmente) se entregaron a otros sectores sociales como una especie de favoritismo político.

Por su parte, el director nacional del INRA, Alejandro Machicao, remarcó que una de las tareas que encara la nueva administración es redireccionar el proceso de saneamiento correspondiente a las TCO a partir de lo que establecen las normas y sin vulnerar los derechos de nadie.

Subrayó que en ese proceso de saneamiento se identificaron problemas referidos a que existen tierras fiscales dentro de las demandas de las TCO, en las que se emitieron resoluciones de autorización de asentamientos, lo que generó un conflicto social.

Reiteró que como Dirección Nacional de Saneamiento se tiene la obligación y el objetivo de titular las TCO que se encuentren en proceso de saneamiento.

“El compromiso que nos ha dado nuestra máxima autoridad es velar por la culminación del proceso de saneamiento de todas estas TCO que se encuentran pendientes de titulación”, complementó.

Según datos oficiales del INRA, Bolivia cuenta en la actualidad con 405 tierras comunidades de origen (TCO), de las que 347 pertenecen a tierras altas y 58 a tierras bajas, además la superficie titulada asciende a 24.012.318 hectáreas.