Gonzalo Pérez, Mauricio Quiroz / Bolivia Digital

Tras la pandemia de coronavirus que actualmente enfrenta el planeta, una crisis económica y humanitaria afectará a una buena parte de los países. Ante este escenario, organizaciones civiles agrupadas en torno a la Fundación Jubileo demandaron a los candidatos a la presidencia de Bolivia un debate “sincero y realista” para superar este complejo escenario.

Esta es una de las conclusiones del cuarto informe del Estudio de Integridad Electoral (EIE) que promueve Jubileo en el marco del proceso electoral de este año. El reporte, divulgado este sábado, plantea un análisis, precisamente, sobre la base de las contingencias marcadas por la infección global de coronavirus.

“La administración de los comicios implica una gran movilización de recursos humanos, en el país y en el exterior; todo ha sido trastocado por el virus que se ha propagado y ha obligado a una inmovilización mundial y al cierre de fronteras en casi todos los países”, puntualiza el informe elaborado por Jubileo y los colectivos ciudadanos Ruta a la Democracia y GP.

De hecho, la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) advirtió en un informe divulgado este fin de semana que las secuelas de la propagación global del coronavirus provocarán, incluso, una crisis humanitaria sin precedentes.

“El mundo se encuentra ante una crisis humanitaria y sanitaria sin precedentes en el último siglo en un contexto económico ya adverso. A diferencia de 2008, esta no es una crisis financiera, sino de personas, producción y bienestar”, afirmó Alicia Bárcena directora de la Cepal, en un comunicado de su organización.

Escenarios

El 26 de marzo, el Tribunal Supremo Electoral descartó los comicios para el 3 de mayo y se presentó un proyecto de ley a la Asamblea Legislativa Plurinacional para que se realicen entre el 7 de junio y el 6 de septiembre de este año, un debate que está pendiente hasta que pase la crisis sanitaria.

“Las organizaciones políticas han suspendido sus campañas por la cuarentena total; aunque los candidatos presidenciales han mantenido su interactividad a través de sus redes sociales, entre cuestionamientos a la política sanitaria de 14 años y a las acciones gubernamentales para enfrentar la crisis”, puntualiza el reporte.

La metodología que emplean estas organizaciones de la sociedad civil para la elaboración de estos reportes tiene que ver con el monitoreo de redes sociales, medios de comunicación y los mensajes emitidos por el TSE desde su plataforma en la web.

“Hoy la atención está abocada a cómo enfrentar las graves consecuencias de esta pandemia. Cuando pase la emergencia, ojalá no con dolorosas consecuencias, el país tendrá que enfrentar otro reto frente a la posible recesión económica”, señala el informe.

“Por estas consideraciones, el proceso electoral que se lleve adelante debe tener la responsabilidad de los candidatos para construir propuestas realistas y concretas ante lo que se viene, y a los ciudadanos y ciudadanas corresponderá exigir respuestas efectivas. Esta pandemia ha cambiado la vida de todos; por tanto, los caudillos o candidatos que solo encandilen con discursos no son útiles para la solución. Se requiere un debate sincero, llano y realista entre todos los partidos para construir unidad e institucionalidad que ayuden a enfrentar los grandes retos”, concluye el reporte.

Estas organizaciones de la sociedad civil también recomendaron a las fuerzas políticas “que dejen de emitir comunicados relacionados a medidas de sanidad pública en tiempos de crisis de salud, por efecto de la pandemia”.

Información

El informe anterior de Jubileo reportó que el 61% de la información electoral se difundió en el eje central (La Paz, Cochabamba y Santa Cruz) desde las fuentes oficiales del TSE.

De acuerdo con estos datos recogidos a escala nacional, la información oficial sobre el proceso electoral circuló en esta proporción: el 32% en La Paz, 10% en Cochabamba, 19% en Santa Cruz, 14% en Pando, 8% en Beni, 7% en Chuquisaca, 6% en Oruro, 2% en Potosí y 2% en Tarija.

El EIE realizado por instituciones de la sociedad civil es una iniciativa ciudadana no partidaria que empezó hace un mes y que hasta el momento ha efectuado el seguimiento a cuatro grandes temas: la información difundida en la página web del TSE, la implementación del sistema de Difusión de Resultados Preliminares (Direpre), el saneamiento del padrón electoral y la información sobre el proceso electoral en medios de comunicación.