ULT 21-F1-DIEGO VALERO

 

Redacción central – Edición impresa

Organizaciones sociales y productoras de los Yungas de La Paz manifestaron ayer su respaldo al gobierno de transición de la presidenta Jeanine Áñez y llamaron al pueblo boliviano a la unidad en torno a la convocatoria de las nuevas elecciones; además, pidieron a los pequeños grupos movilizados reflexionar y evitar que se desestabilice el Estado.

En conferencia de prensa, luego de una reunión sostenida con autoridades del Ejecutivo en el Palacio de Gobierno, el Consejo de las Federaciones Campesinas de los Yungas de La Paz (Cofecay), la Asociación de Productores de Coca (Adepcoca), las 10 federaciones de las tres provincias de Nor y Sud Yungas e Inquisivi manifestaron sus resoluciones.

“Todas las organizaciones de los Yungas de La Paz manifestamos que es hora de la unidad del país y de realizar nuevas elecciones nacionales transparentes lo antes posible con el actual Gobierno en transición”, indica parte del documento.

Lamentaron que algunos grupos afines aún al Movimiento Al Socialismo (MAS) y al expresidente Evo Morales causen zozobra y atenten en contra de la población con el desabastecimiento de combustibles y la subida de precios de los alimentos de la canasta familiar, actos que fueron catalogados como inhumanos y criminales.

También solicitaron mantener las carreteras del país expeditas, realizar  auditorías a todos los municipios de los Yungas, liberar a 300 personas que estarían encarceladas injustamente y pidieron que se juzgue a Morales y a los exministros Juan Ramón Quintana, César Cocarico y otras exautoridades por delitos cometidos contra el Estado Plurinacional.

“Convocamos a todo el pueblo boliviano a la unidad por el bien del país y pedimos reflexionar a esos grupos pequeños que intentan realizar movilizaciones, perjudicando la estabilidad del Estado”, prosigue el documento.

A su turno, el ministro de la Presidencia, Jerjes Justiniano, saludó este acercamiento y convocó a los demás sectores a plegarse a estas reuniones que buscan pacificar al país y normalizar las actividades de la población.

“Este es un gobierno de transición que debe llamar a elecciones y que la gestión gubernamental debe continuar; esto significa que todos los proyectos que se han venido desarrollando van a continuar desarrollándose”, aseveró.