El ejecutivo de la Central Obrera Departamental (COD) de Santa Cruz, Rolando ‘Flaco’ Borda. (Foto: Archivo)

William Ramírez/Ahora el Pueblo

Durante casi un año, Bolivia vivió uno de los periodos más nefastos de la historia, con una dictadura implementada en el gobierno de facto de Jeanine Añez que robó a los trabajadores sus fuentes laborales, y fue la clase obrera que ejerció medidas de presión para lograr que las elecciones devolvieran la democracia al país.

“Esta democracia la tenemos que cuidar y obviamente los trabajadores, los obreros, los proletarios debemos ser los centinelas”, explicó el ejecutivo de la Central Obrera Departamental (COD) de Santa Cruz, Rolando ‘Flaco’ Borda.

Explicó que la COB tiene la satisfacción de haber recuperado la democracia que le costó sangre e incluso la vida de los trabajadores, obreros, proletarios, indígenas e incluso a los jóvenes.

Recordó que se dictaron medidas desastrosas para este sector, sumadas a los abusos de los empresarios, quienes estaban protegidos por un régimen que olvidó a la clase asalariada.

La medida asumida por el gobierno de facto en la pandemia, al implementar una cuarentena rígida, sirvió para que los patrones eliminen vacaciones y horas extras, además aniquiló la economía, sumergiendo al país en una profunda crisis económica.

“El gobierno de facto corrupto, donde una dirección del trabajo en Santa Cruz y un Ministerio de Trabajo estaban al servicio de la parte patronal, al servicio de la clase empresarial, no atendía al trabajador. El empresario entraba por la puerta de atrás para vulnerar el derecho de los trabajadores”, relató Borda.

El dirigente aseguró que nunca volverá a armarse un golpe de Estado en Bolivia como el que protagonizaron oligarcas, porque los trabajadores fueron sorprendidos, después los derechos laborales fueron pisoteados y el pueblo humillado.

Hoy, en el Día del Trabajador Boliviano, el pueblo se regocija al dar un paso fundamental para recuperan la democracia y más aún con las proyecciones de organismo internacionales que proyectan 4,5 a 4,7 de crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB).

El secretario de Comunicación de la Confederación Sindical Única de Trabajadores Campesinos de Bolivia (CSUTCB), Humberto Claros, dijo que los derechos de los trabajadores con la Constitución Política del Estado del 2009 fueron reafirmados, además otras leyes emitidas por el Estado Plurinacional le dieron a los trabajadores una solidez que en la dictadura de Añez se intentó destruir, como el derecho a la educación, a la salud y al trabajo, uno de los sectores que fue más golpeado.

“Fue un gobierno inquisidor que ha golpeado e intentado eliminar los derechos sociales porque muchos de ellos afectan a empresas privadas, a las que respondía Jeanine Añez”, explicó Claros.

Hoy, además de cuidar la democracia, se debe festejar la reactivación económica en un momento de mucha esperanza, a pesar de la pandemia.

En un tono más duro, el secretario de Relaciones Internacionales de la CSUTCB, Omar Ramírez, dijo que los trabajadores no debían pedir incremento salarial en la crisis económica y que debían haber propuesto políticas que ayuden a la reactivación económica en Bolivia, que mejoren la salud por ejemplo.

“El gobierno enfrenta la pandemia en la mayoría de sus posibilidades de manera acertada. Este gobierno da prioridad al sector salud buscando la vacunación masiva a la población en general”, dijo Ramírez.

linkedin