kusillo_JMK (2)

 

José Bedoya, el director del Museo Nacional de Arte, mantiene intensas reuniones estos días en que quedan pocas semanas para inaugurar la Décima Bienal Internacional de Arte Contemporáneo, bajo el ribete de Orígenes de la noche, tema que refiere el nacimiento de las culturas americanas, en la que se prevé la participación de más de 50 artistas internacionales en varios ámbitos.

“En esta ocasión vamos a tener una residencia en la zona afro o Chijchipa con una curadora internacional para artistas jóvenes. Por otro lado, habrá tres laboratorios artísticos en concurso que están conformados por una selección de ocho artistas individuales o colectivos, cada uno estará trabajando a partir del concepto o ampliado del textil, la cerámica y la fotografía”, aseguró Bedoya.

Explicó que en la actualidad se está desarrollando una plataforma digital y se complementará durante las exposiciones de la Bienal, que se inaugura el 10 de noviembre, donde habrá encuentros de arte, antropología y curaduría. 

“Es una reunión internacional académica en la que estamos trabajando con la Universidad Mayor de San Andrés (UMSA), la Escuela de Antropología, el Instituto de Investigaciones Antropológicas, la Universidad de Michoacán-México, por lo que están llegando verdaderas personalidades de la investigación visual, antropológica y de curaduría”, sostuvo Bedoya.

Asimismo, resaltó la importancia de la Bienal en este año que cumple 10 años de existencia, exceptuando la de Lacerantes de Sao Paulo-Brasil y del Mercosur, como una de las pocas en Latinoamérica que ha subsistido y llega a esta versión.

En esta interpretación, afirmó que la Fundación Cultural del Banco Central de Bolivia, mediante el Museo Nacional de Arte, está asumiendo la gestión, a la cual se están sumando el gobierno municipal de La Paz, que ha declarado patrimonio a la Bienal; además de embajadas, centros de arte, la Academia de Bellas Artes, la Universidad Mayor de San Andrés, porque será un megaevento hasta fin de año. 

Tejiendo historias: crónicas de mujeres

Un conjunto de jóvenes artistas e investigadores se puso a reflexionar, cuestionar y dialogar sobre las posibilidades que ofrece el lenguaje oral, visual y escrito en determinadas comunidades. Los resultados de esta acción interdisciplinaria fueron presentados el pasado viernes por la noche en una exposición bajo el título Tejiendo historias, en la sala Taipy Qhatu del Museo Nacional de Arte.

El conjunto de expresiones artísticas se enmarcan en el arte contemporáneo a través de fotografías, videos e instalaciones de jóvenes artistas que recogieron diversos testimonios de vida por medio de la historia oral de mujeres que marcaron cambios y aportes significativos en sus comunidades.

“Estos jóvenes más otros nuevos convocados que son artistas noveles que están empezando o contemporáneos han pasado un taller de formación tanto en historia oral, en metodología de la historia oral como en arte contemporáneo”, afirmó José Bedoya, director del Museo Nacional de Arte.

Explicó que de ahí se han formado parejas entre investigador y artista que han llevado un proceso de investigación y de creación artística, y se presentaron los resultados de los artistas visuales y todavía queda una última fase, que es una publicación en la que van a estar incluidos los dos, tanto el trabajo visual como el de investigación. 

Asimismo, sostuvo que ésta es una manera de apostar y contribuir al futuro con los jóvenes, pero con la conciencia de los procesos históricos sin la necesidad de la política oficial, sino de la historia cotidiana que a veces no se hace viable, pero en todo proceso hay un grupo detrás de gente viviendo, trabajando y luchando.