El ministro de Desarrollo Productivo, Oscar Ortiz. (Foto: Archivo)

Bolivia Digital

El ministro de Desarrollo Productivo, Óscar Ortiz, afirmó que Bolivia consume diariamente productos transgénicos que son importados de otros países y que ahora debe decidir si se convierte en productor.

“El pan que consumimos todos los días se hace con trigo importado transgénico, todos los productos que vienen de países como Brasil, Argentina, y que consumimos todos los días, que les damos a nuestros hijos, que se venden en los colegios, son transgénicos”, indicó.

“Entonces aquí nosotros tenemos que decidir también si Bolivia va a ser un país netamente importador de productos transgénicos o si en algunas regiones podrían aprovechar esta tecnología para producir”, agregó en una entrevista con el programa La Revista, que se difunde por Unitel.

La autoridad hizo estas declaraciones en alusión al Decreto Supremo 4232, que autoriza el uso de semillas transgénicas para el cultivo del maíz, caña de azúcar, algodón, trigo y soya genéticamente modificados.

Ortiz argumentó que el Estado Plurinacional ya cuenta con leyes “referidas al uso de transgénicos” y que el objetivo del decreto es regular la producción en algunas regiones, sin vulnerar la Constitución Política del Estado.

“Ya existen las normas legales vigentes sobre el uso de transgénicos y lo que se ha hecho es aprobar un decreto que establece que habrá procedimientos abreviados en la producción, pero eso no significa que ya se haya aprobado una modalidad de semilla transgénica específica, sino que se va a ir desarrollando en cumplimiento de todas las normas de seguridad que corresponden”, afirmó.

El ministro adelantó que en los siguientes días se reunirán con representantes del sector agropecuario para definir directrices respecto a la siembra de este tipo de productos genéticamente mejorados.