El ministro Óscar Ortiz. (Foto: ABI)

El asambleísta considera que es necesario que la nueva fecha de las elecciones se defina a partir de las recomendaciones de los organismos internacionales de salud para preservar la vida de los bolivianos.

Karem Mendoza G. / Bolivia Digital

El Tribunal Supremo Electoral (TSE), como Órgano independiente, deberá ser el que defina la nueva fecha de las elecciones a partir de las recomendaciones de los organismos internacionales de salud sobre la pandemia del coronavirus. Esta decisión tendrá que estar alejada de los intereses partidarios, indicó el senador por Unidad Demócrata (UD) y vocero de Juntos, Óscar Ortiz.

“La posición oficial (de Juntos) que hemos expresado y dirigimos en una carta pública al presidente de la Comisión de Constitución de la Cámara de Diputados es que se debe respetar el criterio del TSE como Órgano del Estado. Es el que tiene, bajo la Constitución y la ley, las facultades para determinar estas fechas y es el que debe, con independencia de los intereses partidarios, establecer una fecha en función también de la evolución de esta pandemia”, aseguró.

Según Ortiz, los que estuvieran haciendo campaña electoral durante la crisis sanitaria mundial incurren en una “falta de respeto” a la población, ya que el objetivo principal es “ayudar y contribuir” para combatir el COVID-19.

El presidente del TSE, Salvador Romero, planteó la anterior semana a la Comisión de Constitución, presidida por el diputado Víctor Borda, que trata el proyecto de ley de postergación de las elecciones, un nuevo rango de fechas entre el 27 de junio y 28 de septiembre.

El planteamiento inicial del Órgano Electoral, establecido en el proyecto de ley que se presentó el 26 de marzo a la Asamblea Legislativa, suspende los comicios que debían realizarse el 3 mayo y proponía que el proceso se efectúe entre el 7 de junio y el
6 de septiembre debido a la emergencia sanitaria.

Sin embargo, este rango de fechas se desfasó por la ampliación de la cuarentena total en el país.

Por otro lado, el vocero de Juntos señaló que quienes impulsan la no aprobación del proyecto de ley propuesto por el TSE con las nuevas fechas proviene de “presiones” de Evo Morales y de algunos “operadores radicales” del Movimiento al Socialismo.

“Eso muestra las presiones de Evo Morales y de algunos de sus operadores radicales que están en Bolivia y presionan a distintos diputados para que no aprueben el proyecto que ha enviado el TSE, en el cual se establece un rango de fechas a finales de junio y septiembre (…). Aquí se muestra cómo a Evo Morales nunca le importó la vida ni las condiciones en las cuales viven los bolivianos, simplemente le importa el poder y tener una candidatura en Bolivia, por eso presionan para que haya elecciones”, apuntó Ortiz.