El ministro Óscar Ortiz. (Foto: ABI)

La bancada de UD presentó dos acciones contra la Ley de Postergación de Elecciones. El primero es un recurso de nulidad de la sesión de la Asamblea y el segundo es un recurso de inconstitucionalidad porque la norma pondría en riesgo la salud de la población.

Karem Mendoza G. / Bolivia Digital

El senador por Unidad Demócrata (UD) Óscar Ortiz afirmó que es necesario que las elecciones generales se realicen este año. Sin embargo, considera que primero debe superarse la “fase más crítica” de la curva de contagios de coronavirus en el país.

“Tiene que haber elecciones y obviamente necesitamos que sea este año para que el país recupere su normalidad institucional, pero tiene que haber pasado su fase más crítica de la emergencia (porque) tiene que realizarse en condiciones en que no se arriesgue la salud de la población”, aseveró.

Según el legislador, si se mantienen las fechas “impuestas” por la Asamblea Legislativa para la realización de los comicios (90 días a partir del 3 de mayo), en junio tendría que iniciarse la campaña electoral, lo cual implica la ejecución de eventos masivos y contacto entre personas.

Por otro lado, Ortiz apuntó que las actividades del calendario electoral, como la capacitación de jurados electorales, incluso la jornada de votación, incrementarían el riesgo de transmisión del virus.

“Es una ley de imposible cumplimiento como indican algunos analistas. En las actuales condiciones no tendríamos observadores internacionales y si llegan al país tendríamos que ponerlos en cuarentena. Por ejemplo, los ciudadanos bolivianos en Argentina difícilmente podrían votar”, apuntó el senador.

Asimismo, el senador explicó que se presentó ante el Tribunal Constitucional Plurinacional (TCP) dos acciones contra la Ley de Postergación de Elecciones. Los argumentos son de forma y fondo.

El recurso directo de nulidad cuestiona la sesión de la Asamblea Legislativa del 30 de abril, en la que se aprobó la ley. Este debate estaría viciado de nulidad porque la presidenta del Senado, Eva Copa, debía convocar a una nueva sesión 24 horas después.

En el caso de la segunda acción. La bancada de UD plantea al TCP que el plazo de la elección actual pone en riesgo la vida y la salud de la población. También solicitan que sea el Tribunal Supremo Electoral el que organice la elección amparado en la independencia de poderes.