Director del Sedes de Oruro, Henry Tapia, durante la conferencia, hoy.

Veiska Soto / Bolivia Digital

Oruro, que se había mantenido durante 21 días sin casos positivos de coronavirus, reportó un infectado, quien murió este viernes. Las autoridades regionales se sintieron “golpeadas” y comenzaron a coordinar nuevas tareas para aislar al departamento de nuevos contagios.

La primera víctima mortal de COVID-19 de Oruro tenía 45 años. Su deceso se produjo a las 18.00 de este sábado en el Hospital Obrero de la Caja Nacional de Salud, informó el director del Servicio Departamental de Salud (Sedes), Henry Tapia.

“Murió este sábado y estamos en el Hospital Obrero de la Caja Nacional de Salud cumpliendo con el protocolo de procedimiento y todas las medidas bioseguridad”, confirmó Tapia al periódico Bolivia.

El gobernador de Oruro, Zenón Pizarro, lamentó el deceso y dijo que es un “golpe grande”. Luego anunció que se asumirán medidas más drásticas, entre ellas “se pedirá al Gobierno la militarización” de todo el departamento.

“Mi solidaridad con la familia, los hijos; es lamentable”, sostuvo.

Por la mañana, en conferencia de prensa, el director de salud de la capital orureña informó que el paciente era un funcionario público de 45 años, oriundo de Sevaruyo. Dio positivo a la prueba de COVID-19 tras retornar de su pueblo el 27 de marzo.

El hombre presentaba un cuadro clínico de tos “y él mismo se automedicó” con productos caseros; el 3 de abril el cuadro clínico empeoró, por lo que acudió al centro médico 10 de Febrero, donde le diagnosticaron faringoamigdalitis y “recibió tratamiento ambulatorio”, explicó el Director del Sedes de Oruro.

El 6 de abril fue transferido al Hospital Obrero después de una revisión en el centro de medicina familiar; la internación habría sido rechazada por él y su esposa. El 7 de abril, el Sedes recibió una llamada de la Policía, que lo trasladó para su internación. Tras la toma de muestra, el jueves se conoció que dio positivo para COVID-19.

Sábado no habrá atención en bancos

El gerente regional del Banco Unión en Oruro, Rolando Pereyra, confirmó que este sábado las agencias de esa institución financiera no abrirán en la capital por disposición de la Alcaldía.

Los representantes de otras entidades bancarias en ese departamento confirmaron que tampoco habrá atención.