Oscar Urenda, secretario de Salud de la Gobernación cruceña. (Foto: Gobernación de Santa Cruz)

Santa Cruz/ Bolivia Digital

El secretario de Salud de la Gobernación cruceña, Óscar Urenda, dio positivo a coronavirus, pero se encuentra estable, aunque de forma preventiva está internado en una clínica privada. Al igual que él, tres integrantes de su equipo del Servicio Departamental de Salud (Sedes) también dieron positivo. Todos están asintomáticos.

El asesor general de la Gobernación, Erick Landivar, indicó que ya se realiza el monitoreo de las personas que estuvieron en contacto con la autoridad y sus colaboradores. Entre estos el gobernador cruceño, Rubén Costas, quien se encuentra en cuarentena.

En las próximas horas se ajustará el protocolo en el Centro de Emergencia Departamental de Emergencia (COED) para evitar más casos. Landívar adelantó que el COED se traslada provisionalmente al Ambiental de la Gobernación y se reducirá al mínimo la presencia de funcionarios.

«Como sucedió en otros países, la gente que está diariamente en la lucha contra la pandemia tiene más probabilidades de infectarse. La probabilidad de que esto ocurriera está dentro de las propabilidades», sostuvo.

El 6 de mayo, Urenda, en una conferencia de prensa para informar los casos positivos de la jornada, adelantó que todo el equipo del Sedes ingresó a cuarentena luego de que se confirmara un caso positivo de uno de los funcionarios. En aquella ocasión, a la autoridad por un segundo se le quebró la voz. Él, pese a formar parte del grupo de riesgo, pues es mayor de 70 años, hace frente en primera linea a la batalla contra el coronavirus.

Urenda es la tercera autoridad cruceña que dio positivo a este virus. El primero, esta semana, fue el alcalde de Montero, Miguel Ángel Hurtado, la segunda fue la secretaria departamental de Desarrollo Humano, Paola Parada. Además, hay dos autoridades nacionales en cuarentena luego de que sus familiares cercanos dieran positivo.

Estos casos de personas que realizan trabajos en esta lucha contra el coronavirus se da en uno de los momentos más críticos para el departamento cruceño, que ya suma 1.387 casos positivos, los últimos 500 en solo cinco días.