La conferencia de prensa. (Foto: Erbol)

Bolivia Digital

El primer caso positivo de coronavirus confirmado ayer en Potosí por el ministro de Salud, Aníbal Cruz, es una mujer de 69 años que habría tenido contacto con una persona procedente de Chile, que sería el paciente cero y se trataría de un transportista.

El director de Epidemiología del Servicio Departamental de Salud (Sedes) de Potosí, Huáscar Alarcón, señaló que el transportista ocultó sus síntomas de manera irresponsable y lamentó que todo el trabajo de prevención realizado en ese departamento “se haya caído al piso”, manifestó en entrevista con la Red Erbol.

Hasta las 20.30 de ayer se presentaron siete casos sospechosos de COVID-19 en el departamento de Potosí. La mujer de 69 años no sería la paciente cero, puesto que habría sido contagiada por su hijo.

El chofer, que se dedica al traslado de minerales, estuvo en Chile por cuatro días y llegó el 3 de marzo, según el funcionario.

“El hijo no avisó a tiempo que tenía sintomatología, ocultó esto y estaba todo este tiempo con malestares generales y fiebre en su casa. Lamentablemente tuvo la irresponsabilidad de no avisar que llegaba de Chile y contagió a su madre”, explicó.

Hoy reveló que incluso el transportista tiene a dos hermanos médicos, quienes lo atendieron y posiblemente le habrían medicado, lo que generó que se “enmascare” la enfermedad.

La autoridad sanitaria llamó a la población potosina a no alarmarse.

Indicó que se identificará a los contactos de los pacientes y se procederá al aislamiento domiciliario de cada uno de ellos.