Padres de familia en el piquete de huelga de hambre. (Foto: Jorge Mamani)

Jacqueline Luque/ Ahora EL PUEBLO digital/

El presidente de la Juntas Escolares del macrodistrito Max Paredes, César Mamani, exigió al alcalde de La Paz, Iván Arias, que atienda los requerimientos de las unidades educativas.

“Se rompió el diálogo, pedimos al alcalde que no mienta a la población, las unidades educativas están desatendidas, los papás tenemos que estar comprando la pintura para las aulas, la refacción, el deshierbe, las medidas de bioseguridad; lo que tiene que hacer la Alcaldía, nosotros lo tenemos que hacer”, dijo Mamani en el programa Primer Plano de Bolivia TV.

Pero lo que realmente molestó a los progenitores fueron las declaraciones del burgomaestre Arias quien intentó desvirtuar las movilizaciones.

Mamani le recordó que los padres de familia exigen, con movilizaciones, que sus hijos tengan mejores condiciones cuando asisten a sus establecimientos educativos y lamentó que las escuelas no cuentan ni siquiera con las medidas de bioseguridad.

“Muchos de nuestros estudiantes, de nuestros hijos se han contagiado con Covid-19, ya han cerrado nueve unidades educativas y el alcalde está arriesgando la salud, la vida de nuestros hijos (…), lo único que le pido (a Iván Arias), que no sea soberbio”, reprochó.

De los Bs 175 millones de crédito concedidos por el banco Bisa a la Alcaldía de La Paz, sólo se dispuso de Bs 20 millones para el mantenimiento de las unidades educativas, monto que no abastecerá la demanda de todos los colegios y escuelas del municipio.