Los pagos de la Renta Dignidad y de la Canasta Familiar llegaron a Bs 300 mm en seis días. (Infografía: Rafael Amusquivar/Bolivia Digital).

Freddy Choque/Bolivia Digital

El Estado boliviano erogó en seis días (3, 6, 7, 8, 9 y 11 de abril) más de Bs 3 millones para el pago de la Renta Dignidad y el Bono de la Canasta Familiar, beneficios que fueron cobrados por 783.397 personas, según datos del Ministerio de Economía.

De este total, 486.402 pagos se realizaron por concepto de la Renta Dignidad y 296.995 por la Canasta Familiar, que directamente beneficiaron a personas de la tercera edad que no perciben una jubilación, en el marco del Decreto Supremo 4200 de emergencia sanitaria por el coronavirus.

Según información oficial, el primer día de vigencia del Bono de la Canasta Familiar, 38.171 personas cobraron ese beneficio; el segundo día, 53.717; el tercer día, 55.461; la cuarta jornada, 60.258; el quinto día cobraron 55.605 ciudadanos y el sexto día de vigencia, 33.783.

El cobro de estos beneficios se realiza en toda la red de entidades financieras del país, por lo que el Gobierno pidió a la población mantener la calma, tener paciencia y respetar el día de salida según la terminación numérica de su cédula de identidad.

De acuerdo con la disposición del Decreto supremo 4200, la atención para el pago de la Renta dignidad, Jubilación y Canasta Familiar se realiza el lunes para aquellas personas cuya cédula de identidad termina en 1 y 2, el martes en 3 y 4, el miércoles en 5 y 6, el Jueves en 7 y 8 y el viernes en 9 y 0. Para este fin, las entidades financieras atiendes de 07.00 a 12.00.

El pago de la Renta Dignidad es acumulable hasta 12 meses y las jubilaciones y pensiones hasta 90 días. Asimismo, se estableció que la Canasta Familiar tiene un plazo de tres meses para ser cobrado.

APOYO

Ante la propagación y las medidas asumidas para frenar el contagio del coronavirus, el Gobierno nacional aplica una serie de medidas para apoyar a la población de escasos recursos durante la emergencia y cuarentena sanitaria, entre ellas la creación del Bono de la Canasta Familiar, que establece el pago de Bs 400 bolivianos a las mujeres que actualmente perciben el Bono Juana Azurduy, personas con discapacidad grave y muy grave, y adultos mayores que no reciben ninguna jubilación.

Asimismo, dispuso el pago del Bono Familia, que consiste en otorgar Bs 500 por cada hijo que estudia en el sistema de educación pública y de convenio, tanto de primaria como de secundaria.