Infografía: Archivo

• Redacción Central /

Miembros del Grupo Operativo del Corredor Ferroviario Bioceánico conformaron cuatro mesas de trabajo para analizar los aspectos financieros, técnicos y de construcción del proyecto de integración regional.

“La primera mesa de trabajo analizará el tema de financiamientos, donde se verá cuál será la ruta crítica y cuáles serían los caminos viables para tener el financiamiento correspondiente. La segunda mesa, referida al aspecto técnico, verificará las distancias o trochas entre las rieles, y los otros grupos analizarán todo lo concerniente a las especificaciones técnicas de construcción”, informó el ministro de Obras Públicas, Édgar Montaño.

Señaló que con la reunión de este lunes con altos representantes de Brasil, Perú, Paraguay y Bolivia se desecha toda mentira de que el país haya sido excluido del proyecto; al contrario, sigue adelante su participación y por buen camino, porque se conformaron mesas de trabajo y se acordó un próximo encuentro para noviembre de este año.

Indicó que dichas mesas técnicas presentarán sus informes en la próxima reunión anunciada para que los ministros informen a los presidentes de cada país.

En cuanto al Corredor Bioceánico Terrestre encarado por Paraguay, Montaño dijo que en la reunión que sostuvo el presidente Luis Arce con su homólogo Mario Abdo Benítez, en días pasados en Villa Montes, se reafirmó que Bolivia también formará parte de este corredor.

El ministro Édgar Montaño (izq.) y el viceministro Benjamín Blanco.

“En la oportunidad también se informó que las carreteras en el territorio boliviano se encuentran totalmente pavimentadas al cien por ciento y que el tramo de Villa Montes hacia el lado de Paraguay, que consta de 23 kilómetros, aún está en ejecución con un avance de más del 63 por ciento”, explicó.

Agregó que ya tiene dos sistemas de línea férrea, uno en la parte oriental y otro en la parte occidental, en la que ambos están operando en estos momentos.

“Desde Puerto Quijarro hasta Montero, está totalmente construido y obviamente Oruro, La Paz y hacia la frontera que une con Arica también está totalmente construido”, puntualizó.

Lo que faltaría, según la autoridad,  es desde Bulo Bulo hacer la conexión a Oruro, ese tramo que ya se ha licitado. El tramo Bulo Bulo-Villa Tunari, como también Ivirgarzama–Puerto Villarroel”.

“Estimamos nosotros que después de los estudios empieza la construcción, calculamos a 2025 o 2026 concluir estos trabajos que he mencionado y son recursos económicos fuertes de Bs 3.200 millones”, sostuvo la autoridad de gobierno.

Después del golpe de Estado se retoman los trabajos del corredor ferroviario

Benjamín Blanco

Esta reunión fue importante porque permitió retomar trabajos después del golpe de Estado, puesto que los países han reafirmado la importancia del corredor y cada uno ha informado además de los avances que han tenido, sostuvo el viceministro de Comercio Exterior e Integración del Ministerio de Relaciones Exteriores, Benjamín Blanco.

“Se ha vuelto a dar la confianza a Bolivia para que presida estas reuniones hasta el año 2023. Otra conclusión es que se retomen los trabajos que se estaban ejecutando junto con el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) respecto a temas financieros, económicos y ambientales del Corredor”, explicó.

Agregó que fue una reunión bastante productiva, puesto que todos los países que conforman parte del corredor ferroviario de integración han manifestado su predisposición de seguir impulsando y trabajando en este megaproyecto que va a articular el océano Pacífico con el Atlántico a través de una vía de ferrocarril.

“Destacamos el aporte de Paraguay para poderse sumar también con sus iniciativas de infraestructura terrestre que obviamente complementan a través de la hidrovía con el corredor ferroviario”, sostuvo.