Los integrantes del plantel valluno no llegaron todavía a un arreglo con el club. (Foto: APG)

La Paz / Bolivia Deportes

Los dirigentes de Municipal Vinto Palmaflor ofrecieron a los jugadores de su equipo el pago del 60 por ciento del sueldo de marzo y del 30% de los de abril y mayo, pero los futbolistas no aceptaron, por lo que las negociaciones se encuentran estancadas.

Son pocos los equipos que restan para lograr acuerdos para la rebaja de sueldos de esos tres meses, debido a la crisis económica que genera la pandemia del coronavirus, y uno de ellos es precisamente el club de Quillacollo (Cochabamba).

Los equipos que ya acordaron los porcentajes de descuento se enmarcaron en la postura que tomó el Consejo Superior de la División Profesional de la Federación Boliviana de Fútbol (FBF), que es pagar el 50% de marzo y el 25% de abril y mayo, por lo que la propuesta de la gente que maneja Palmaflor es mayor.

Pese a ello los jugadores del equipo benjamín de la máxima división del balompié nacional no aceptan, en el entendido de que es una de las planillas más bajas entre los 14 clubes profesionales.

Ante esa situación, el presidente de Palmaflor, Julio César Mollo, anunció que aguardará hasta este fin de semana para volver a dialogar con el equipo y ver si se encuentra un consenso.

El dirigente está molesto por la postura de los jugadores porque señaló que lo que les ofrece el club les puede cumplir, “pero ante su posición todo está empantanado otra vez”.