Intendencia Municipal de La Paz controla distribución del pan. (Foto: Archivo)

Bolivia Digital

El representante de los panaderos de la ciudad de El Alto, Eulogio Chávez, señaló hoy que si bien se garantiza la elaboración del pan de batalla para abastecer a las familias bolivianas, no cuentan con el transporte que les facilite el traslado de los quintales de harina directamente de los molinos al sector.

“Si nos falta este producto entonces tendremos que comprar del mercado negro, lo que significa ajustar los precios”, indicó.

El representante del sector pidió a las autoridades su colaboración para abastecer a las familias bolivianas de este alimento que es de primera necesidad e imprescindible.

“Necesitamos trasladar los sacos de harina del molino directamente a los hornos de elaboración masiva para trabajar de manera puntual y distribuir desde las 06.00 a las tiendas de barrio para que estas abastezcan a las familias”, reiteró.