Paola Parada, parte el gabinete de la Gobernación cruceña

Santa Cruz/ Bolivia Digital

Con voz serena y pausada, la secretaria de Desarrollo Humano de la Gobernación cruceña, Paola Parada, cuenta que enfrenta el coronavirus, por lo que está aislada. «Hace 30 días que no veo a mis hijos», comenta con la voz cortada. Ella es madre de tres menores de edad y desde abril, como parte de las actividades para enfrentar la pandemia, se dedicaba a la organización y distribución del Banco Solidario de Alimentos en el departamento, lo que la obligaba a estar en las calles, por ello es que decidió distanciarse de sus hijos, para protegerlos, pues era consciente de que corría el riesgo de contagiarse.

Anoche se confirmó que dio positivo a coronavirus y hoy, a través de un corto video de tres minutos, cuenta cómo atraviesa esta enfermedad, que en ella comenzó con una leve falta de aire, que fue confundida inicialmente con angustia por el rigor de las tareas que desempeñaba. La enfermedad fue evolucionando y ella sigue presentando solo síntomas leves. En el video no se la observa decaída y no se evidencian dificultades para respirar. «Muchos de nosotros pasaremos por esta situación, con síntomas que pueden ser muy leves», señaló. Aunque también hay otros que deberán enfrentar complicaciones, por ello pide reforzar el distanciamiento social y el lavado de manos.

Al margen de las noticias negativas sobre el virus, Parada quiso también hablar de forma optimista. «Hay muchas personas que se están recuperando. Que la paz y la tranquilidad abunden en nuestros corazones para poder enfrentar esta enfermedad de la mejor manera», remarca.

Parada es una de las cinco autoridades que dieron positivo al virus en solo dos días. El primero fue el alcalde del municipio cruceño de Montero, Miguel Ángel Hurtado, quien confirmó ayer que enfrenta la enfermedad. Horas después se informaron más casos de autoridades locales de la ciudad de Santa Cruz de la Sierra y hoy de dos asambleistas cruceños. Además, todo el equipo del Servicio Departamental de Salud (Sedes) está en cuarentena después de que uno de los integrantes diera positivo.

«Quiero pedirles que seamos responsables, que cuidemos nuestra salud, la de nuestras familias y de la sociedad en su conjunto», señala también Parada, quien reconoce que esta situación es enfrentada por cada familia de distinta forma y, lamentablemente, en distintas condiciones, por lo que pide ser empáticos y solidarios.

A la fecha, el departamento de Santa Cruz es uno de los más golpeados por el coronavirus, pues concentra más del 60% de los casos. En esta región, el municipio de la capital es el más afectado. Es por eso que ya se confirmó que no se levantará la cuarentena.