El ministro de Economía, José Luis Parada, en conferencia de prensa.

El Ministro de Economía explicó el alcance de los diferentes programas de apoyo a la población creados por el Gobierno para enfrentar la emergencia sanitaria.

Freddy Choque / Bolivia Digital

El ministro de Economía, José Luis Parada, mencionó que para apoyar e incentivar la actividad productiva y empresarial durante el período de cuarentena en el país, se generaron cuatro programas de apoyo económico que consisten en otorgar una tolerancia en el pago de créditos e impuestos para el sector, además de planes de apoyo al empleo y alivio financiero.

La autoridad, que aclaró –por redes sociales– una serie de consultas realizadas por la población acerca de las medidas económicas que asumió el Gobierno frente al coronavirus, dijo que frente a la presencia del COVID-19 en Bolivia se priorizó la salud de las personas, la estabilidad de las familias y de las empresas.

En ese contexto, recalcó que una de las primeras medidas de apoyo al sector empresarial fue postergar el pago del Impuesto a las Utilidades Empresariales (IUE) y la reprogramación de créditos en el sistema financiero a todas las personas, familias y unidades productivas.

A estos, ponderó, se suman los recientes programas de apoyo al empleo y alivio financiero.

“El primero consiste en otorgar préstamos fáciles a las empresas, para que cubran hasta dos salarios mínimos de sus trabajadores, durante dos meses. El otro consiste en crear un fondo de Bs 1.500 millones para que las medianas y micro empresas puedan acceder a créditos de reactivación, a cinco años plazo y tasas preferenciales”, detalló.

Bonos

Con relación a programas de apoyo a las familias, el ministro dijo que se creó el Bono Familia (consistente en el pago de Bs 500 por cada hijo que estudia en el nivel inicial, primario y secundario del sistema de educación público y privado), el Bono Canasta Familiar de Bs 400 para adultos mayores que no reciben otro tipo de ingresos aparte de la Renta Dignidad, mujeres que cobran el Bono Juana Azurduy de Padilla y personas con discapacidad grave y muy grave; además del Bono Universal para aquellos ciudadanos mayores de 18 años que no tienen ingresos económicos fijos y que no perciben ningún tipo de renta o beneficio del Estado.

“Por día, cerca de 200 mil personas o beneficiarios hacen el cobro de estos bonos; las entidades financieras del sistema nacional hacen el pago correspondiente, por lo que no hay la necesidad de aglomerarse o hacer filas. Los bonos tienen una vigencia de tres mes meses (90 días)”, subrayó la autoridad.

Por otra parte, destacó el pago total y parcial, por parte del Estado, de los servicios básicos (agua, luz y gas).