Julio Mazzoleni, ministro de Paraguay. (Foto: EFE)

Infobae / Bolivia Digital

La mitad de los artículos sanitarios que compró Paraguay a China presentan defectos, informó el ministro de Salud de Paraguay, Julio Mazzoleni, en una conferencia de prensa. El país sudamericano realiza una importante inversión económica para luchar contra la propagación del nuevo coronavirus, pero parte del material que adquirió de una empresa china no tiene la calidad requerida.

Paraguay adquirió 6 millones de mascarillas quirúrgicas, 1,7 millones de mascarillas N95, 80 mil trajes de protección, 40 mil protectores faciales, 30 protectores oculares y 50 camas. Tres de los seis tipos de material fueron evaluados y en esa inspección se percataron de los defectos.

Las batas están por debajo de la calidad requerida, además que la sutura no es la adecuada; las camas no tienen el movimiento requerido y la documentación de las mascarillas no se encuentra en regla, señaló Mazzoleni.

La empresa que vendió el material tiene la posibilidad de enmendar las observaciones. Los otros tres tipos de equipamiento de protección serán revisados en las próximas horas. Paraguay pagó hasta el momento el 30 por ciento del monto total por la compra de los productos.

Brasil

En Brasil el presidente Jair Bolsonaro, que está en contra de las cuarentenas, se enfrenta a los gobernadores de los estados y a los alcaldes de las ciudades, quienes adoptan fuertes medidas para evitar la propagación del coronavirus.

El mandatario en esta jornada observó que pese a que las autoridades regionales tomaron “medidas tan restrictivas la gente sigue muriendo”. El país tiene más de 78.162 mil personas contagiadas y más de 5.466 fallecidos.

“Ellos tienen que responder, ustedes no van a cargar en mis espaldas esa cuenta. Esa factura tiene que ser enviada a los gobernadores”, dijo Bolsonaro a periodistas en una conferencia de prensa, de esa manera deslindó responsabilidades de su parte.

Ante esa situación, el gobernador del estado de Sao Paulo, Joao Doria, invitó a Bolsonaro a visitar los hospitales, que están colapsados y con enfermos “agonizando” a causa del COVID-19. La autoridad añadió que se realizan grandes esfuerzos, de diversa manera, en la lucha contra la enfermedad pandémica.