Redacción Bolivia/Edición Impresa
El Parlamento Europeo señaló que la vuelta a la estabilidad en Bolivia requiere de la celebración de nuevas elecciones “libres, inclusivas y transparentes” lo antes posible y pidió al alto representante de la UE despliegue una misión de observación electoral con el fin de seguir esos comicios. 

Con 425 votos a favor, 132 en contra y 109 abstenciones, el Parlamento Europeo aprobó una resolución resumiendo las conclusiones del debate en el pleno el 13 de noviembre sobre la situación en Bolivia, después de la renuncia de Evo Morales.

El texto insiste en que, para restaurar la confianza en el proceso electoral, es necesario contar con un órgano electoral de nueva composición.

El 24 de noviembre, la presidenta Jeanine Áñez promulgó la Ley 1266 de Régimen Excepcional y Transitorio para la Realización de Elecciones Generales, que incluye un proceso de elección de un nuevo Tribunal Supremo electoral (TSE) y la conformación de las salas plenas de los nueve tribunales electorales departamentales.

Para que las nuevas elecciones sean democráticas, inclusivas, transparentes y justas, los eurodiputados señalan que estas deben celebrarse ante observadores internacionales creíbles y transparentes, que puedan actuar libremente y compartir sus observaciones independientes, añade el texto.

Los eurodiputados reiteran que el respeto de la independencia del Poder Judicial, del pluralismo político y de la libertad de reunión y expresión de todos los bolivianos, “incluidas las naciones y pueblos indígenas originarios campesinos”, son derechos fundamentales y pilares esenciales de la democracia y el Estado de derecho.

Tras la muerte de al menos 32 personas en los disturbios de las últimas semanas, los eurodiputados rechazaron enérgicamente la violencia y la destrucción,  y piden que se investiguen los actos de violencia con rapidez, imparcialidad, transparencia y exhaustividad.