SEG9-F1-FACUNDO MORALES - ARCHIVO

 

Redacción central – Edición impresa

Especialistas del Instituto de Investigaciones Forenses (IDIF) verificaron mediante pericias realizadas al ciudadano argentino Facundo Morales, vinculado con las FARC, y a otras cuatro personas aprehendidas que en sus manos había residuos que confirman que dispararon armas de fuego durante los conflictos en las regiones cruceñas de Montero y Yapacaní.

Una nota de prensa de la Fiscalía General del Estado refiere que el director del IDIF, Andrés Flores, explicó que luego de procesar técnica y científicamente, mediante el método de absorción atómica, se estableció que las muestras de ambas manos del ciudadano argentino —miembro de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC)— confirman el uso de armas de fuego.

Respecto a los casos de las cuatro personas de iniciales A. F. U., D. P. L., I. C. V. y E. N. P., aprehendidas durante esas movilizaciones y que en la actualidad están con detención preventiva, el IDIF practicó las mismas pruebas técnico-científicas y dieron resultado positivo de restos de proyectil de arma de fuego.

Con los resultados de las cinco pruebas, el Ministerio Público avanza con la investigación y esclarecimiento de hechos que provocaron muertes.

Por su parte, el coronel Óscar Gutiérrez, director de la FELCC cruceña, dijo que tres de los familiares de Facundo Morales fueron enviados de manera preventiva a la cárcel de Palmasola debido a que no informaron que había sido herido en esos conflictos.

 “Entre ellos está su madre, quien instaló un quirófano en su casa para atenderlo, ya que fue impactado por un proyectil en aquella ocasión”, señaló a la red Unitel.

El argentino se encuentra en estado de coma, además tiene insuficiencia renal, por lo que su estado de salud cada día es más crítico.