Barbijos fabricados con telas de algodón (HAM)

Erika Ibargüen A /Bolivia Digital

Al menos 1.000 barbijos en tres días son confeccionados por el personal de la Dirección de Mantenimiento de la Alcaldía de La Paz en sus instalaciones, convertidas por ahora en un taller de costura. El material es dotado al personal edil que está en servicio de control, resguardo y atención de actividades vinculadas con la emergencia sanitaria.

La iniciativa surgió ante la necesidad del insumo de bioseguridad y la proactividad de 15 trabajadores que expresaron su intención de poner en práctica los conocimientos que tienen en costura.

“Implementamos este taller de fabricación de barbijos, ya que dada la coyuntura que vive nuestra ciudad no encontramos barbijos para la compra, es así que se tomó la decisión de fabricarlos”, explicó el secretario municipal de la SMIP, Rodrigo Soliz.

La tela de algodón, de una empresa nacional, recibe un tratamiento especial para garantizar la protección bucal y nasal. La línea de producción por fases involucra primero el corte de la tela en una medida estándar; luego se hace la primera costura en línea recta, el ribete, para después implementar la liga de sujeción. El proceso finaliza con el planchado.

“Lo primero que se averiguó es qué tipo de tela deben utilizar, es un algodón que fue sumergido en componentes químicos que dan la protección necesaria para el usuario que somos nosotros y que protegerán en este tema de la pandemia”, informó Soliz.

Los funcionarios que tienen experiencia como operadores manufactureros colaboraron para obtener el diseño y un acabado industrial, comentó la autoridad edil.

El taller se implementó con medidas de bioseguridad para el personal, con trajes, guantes y barbijos. Las seis máquinas de costura son propias, fueron adquiridas con anterioridad para fabricar mallas de “medias sombras” en unidades educativas.